Dos hombres murieron infartados durante el partido de la Argentina con Holanda

Dos personas murieron anoche en medio de los festejos por el triunfo de la Argentina en las semifinales del Mundial de Brasil. En Santiago del Estero, un joven adolescente falleció de un infarto, tras celebrar el primer penal atajado por el arquero de la selección Sergio Romero.

El trágico episodio se produjo en la plaza Belgrano, en la ciudad de La Banda, distante a 7 kilómetros de la capital santiagueña, donde el municipio local instaló una pantalla gigante para que los vecinos puedan reunirse para ver los partidos de la selección argentina.

La víctima fue identificada como Erik Tench, de 16 años, residente del barrio Avenida, quien se encontraba junto con sus amigos. Según informaron fuentes policiales, la víctima ingresó sin vida al Hospital Antenor Álvarez, más allá de los intentos de reanimación que se le practicaron en el lugar, ante la desesperación de sus amigos.

Todos los que lo rodeaban coincidieron en que luego de que el arquero argentino Romero le contuviera el primer penal de los holandeses, el joven Tench cayó desplomado al suelo.

"Ya en el tiempo suplementario decía que se sentía mal, que estaba nervioso, pero como todos estábamos así sufriendo por el partido nos reíamos y no creíamos que estaba tan mal", contó uno de los amigos del joven.

En tanto, un repartidor de diarios murió anoche en la ciudad cordobesa de Marcos Juárez a consecuencia de un infarto cuando participaba de los festejos por el triunfo de la selección Argentina en el Mundial, según consignó la agencia Télam.

Gustavo Offer, de 45 años, se descompensó en medio de la muchedumbre que celebraba en la esquina de Belgrano y Alem. El paciente fue asistido en el lugar y luego trasladado hacia el Hospital Regional de Marcos Juárez.

Informe de Leonel Rodríguez

Cargando...