El horrendo asesinato de una adolescente que causa conmoción en Estados Unidos

Jesús Del Toro
·4  min de lectura

Un horrendo crimen ha consternado a la comunidad del estado de Delaware en un caso que mezcla a muy jóvenes protagonistas con una cadena de actos de una brutalidad y sangre frías perturbadoras.

De acuerdo a The Daily Beast, el pasado 2 de octubre una joven adolescente fue asesinada y su cuerpo abandonado en una zona boscosa en Newark Charter, Condado New Castle, en Delaware.

La  joven Madison  Sparrow,  de 17 años. (Policía Estatal de Delaware)
La joven Madison Sparrow, de 17 años. (Policía Estatal de Delaware)

Hacia las 8:30 pm del 2 de octubre de 2020, la madre de la adolescente Madison Sparrow, de 17 años, reportó que su hija no regresó a casa tras haber ido a una tienda. La última vez que fue vista fue ese día hacia las 3:40 pm. Una búsqueda comenzó y al día siguiente la Policía Estatal de Delaware emitió una alerta oficial y pidió a la comunidad que reportara cualquier información que permitiera ubicarla.

Luego de que se le reportó como desaparecida, durante las primeras pesquisas fueron encontrados un bate metálico, manchas de sangre y ropas de la adolescente en un bosque de la localidad. Pero no había más rastro de ella.

Durante las investigaciones, testimonios indicaron que Sparrow había al parecer ido al área donde vivía su exnovio, Noa Sharp, de 19 años. La policía ubicó a Sharp y lo interrogó el pasado 5 de octubre.

El adolescente entonces contó una historia escalofriante y confirmó que él había matado a Sparrow y arrojado su cuerpo en un bosque.

Así, se reveló que Annika Stalczynski, de 17 años, y Sharp planearon el asesinato de Sparrow y lo consumaron con cruda saña. Ambas adolescentes se conocían de tiempo atrás y ambas asistían a la secundaria de Newark Charter.

No está claro por qué Sharp y Stalczynski decidieron conspirar para asesinar a Sparrow, pero de acuerdo a los fiscales, Stalczynski y Sharp atrajeron a Sparrow a una zona boscosa detrás de la Escuela Primaria Maclary y allí la atacaron letalmente con un bate metálico.

Luego, según aceptó Sharp, él llevó el cadáver de Sparrow a otro bosque, a unos 20 minutos de la citada escuela, y allí fue donde fue encontrado el mismo 5 de octubre. La autopsia confirmó que la joven falleció a causa de golpes contundentes la tarde o noche del 2 de octubre anterior.

Las autoridades consideran que el crimen fue premeditado y que, aunque no se sabe todavía por qué, Sharp y Stalczynski planearon el asesinato de Sparrow, una situación perturbadora si se considera que se trata de adolescentes que, pese a su corta edad, actuaron con suma crueldad y desdén por la vida.

Stalczynski fue arrestada el pasado lunes 16 de noviembre bajo cargos de homicidio en primer grado, conspiración y otros delitos relacionados con el asesinato de Sparrow, de acuerdo a las autoridades de Delaware.

“Todo asesinato causa indignación, pero el asesinato de una chica golpea todo lo que valoramos… Madison fue robada de su familia y amigos con toda su vida y sueños aún por delante. Una vida fue tomada y un cruel trauma ha sido causado a cientos de personas que conocían y amaban a esta noble y gentil joven”, dijo la fiscal general de Delaware, Kathy Jennings en una declaración sobre el caso de Sparrow, quien prometió a sus familiares que los responsables de la muerte de la adolescente responderán ante la justicia.

Por lo pronto, tanto Sharp como Stalczynski, indicó The Daily Beast, están bajo custodia oficial y se les impuso una fianza de un millón de dólares.

La comunidad realizó ya dos vigilias en memoria de Sparrow, con la participación de cientos de personas.

Sobre la relación entre Sparrow y Stalczynski, el fiscal estatal A.J. Roop dijo, de acuerdo a medios, que él cree “que ellas tuvieron una relación que se remontó a una cantidad de años atrás… No añadiré mucho más sobre ello o sobre cuál era su estatus recientemente pero… ellas se conocían”.

“Pensar que una luz tan brillante se extinguió sin sentido a tan joven edad… Esto no fue una enfermedad, no fue un accidente de auto. Fue un acto de violencia. Es inconcebible”, se dolió Tom Mason, abuelo de Sparrow.

Hasta el momento, las autoridades no han querido elaborar sobre los posibles motivos detrás del crimen ni han dado más detalles que lo que se ha ya revelado. Y Jennings señaló que a la par que se desea que se desarrolle un juicio justo contra los dos adolescentes detenidos, quiere evitarle mayor dolor a los familiares y amigos de la víctima. “No queremos que ellos sufran más”, dijo.

Es de esperar que se haga efectiva justicia.