Domingo de bostezo en Ciudad Universitaria entre Pumas y Atlas

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 1 (EL UNIVERSAL).- Este proyecto juvenil de los Pumas no ha logrado mostrar esa chispa que quiere repetir Andrés Lillini. El entrenador auriazul utilizó a siete elementos de Cantera, quienes no rindieron lo suficiente cuando fueron visitados por el Atlas, el peor equipo del Guardianes 2021. Empate sin goles.

"Esto me deja preocupado y ocupado", dijo Lillini, al término del compromiso en el estadio Olímpico Universitario. Los rojinegros llegaron a CU con cero victorias o empates, la misma cantidad de goles anotados y al fondo de la tabla de clasificación y de cociente. Ni con esas facilidades, los Pumas ganaron, en lo que fue el peor partido de este certamen.

"Jugamos muy mal. No hay justificación de nada, fue un partido malo", insistió el timonel. En la primera parte, a lo mucho, un choque entre Carlos Gutiérrez y Milton Caraglio fue lo más llamativo, seguido por un remate de cabeza de Renato Ibarra que pasó por un lado del poste derecho de Alfredo Talavera.

La parte complementaria fue mejor, pero no por mucho. Los equipos se abrieron y eso ocasionó errores en las salidas y pases, por lo que el encuentro mantuvo el bajo nivel. Ninguno concretó una jugada y el resultado quedó en el empate a cero goles. La base de canteranos auriazules —siete sobre la cancha del Olímpico Universitario— no pudo ante los rojinegros.

Los universitarios no remataron una vez al arco de Camilo Vargas. El ataque, sin Carlos González (en Tigres) o Juan Dinneno (lesionado) y con el juvenil Emanuel Montejano solo, no funciona, por lo que ya se firmó al panameño Gabriel Torres.

?