Doce triunfos seguidos y van por las Águilas

·2  min de lectura

Ramón Treviño

CIUDAD DE MÉXICO, abril 11 (EL UNIVERSAL).- El Cruz Azul de Juan Reynoso sigue haciendo historia. La Máquina derrotó al Guadalajara 1-0 y con esto igualó la marca de más triunfos consecutivos, con 12, que ostentaban el Necaxa de la campaña 1934-35 en la época amateur, y el León del Clausura 2019.

Los cementeros, además, ya clasificaron de forma directa a la Liguilla, llegan a 36 puntos e irán por implantar récord de victorias en fila la próxima semana ante su archirrival, el América.

Chivas se quedó en 13 unidades y esto, quizá, provoque que Víctor Vucetich viva sus últimos momentos como técnico del Rebaño Sagrado, que apostó por poco y consiguió nada.

Guadalajara salió entregado. Con su línea de cinco, más dos contenciones, las aspiraciones del chiverío eran pocas.

Cruz Azul, en cambio, fue por todo. Al minuto uno, Jonathan Rodríguez probó a Antonio Rodríguez con un cabezazo que casi se cuela a primer poste y enseguida Roberto Alvarado volvió a exigir al portero tapatío. La Máquina se hizo del balón y no se lo prestó a las Chivas, que resguardadas en su sistema ultradefensivo, asomaron la cara con dos descolgadas de Uriel Antuna, mal definidas por Alexis Vega.

El tiempo le jugó una mala pasada a los cementeros, que comenzaron a desesperarse porque el gol no caía. Antes de que se pitara el final de la primera parte, Orbelín Pineda cayó en el área, se gritó penalti, nada se marcó y vinieron los reclamos que acabaron con la expulsión del técnico Juan Reynoso. Heridos en su orgullo, los cementeros salieron con rabia y con una gran triangulación Jonathan Rodríguez definió con disparo raso (50’).

Reynoso, desde la tribuna, mandó a cambiar a línea de cinco, entregándole el balón a las Chivas. Vucetich echó a la cancha a todo lo que le quedaba de su arsenal. A pesar de eso La Máquina generó mucho más y Toño Rodríguez se alzó como el mejor hombre del Rebaño, tapando tremendos tiros y cabezazos. Este Cruz Azul ya hizo historia.