Doblete de Gabigol despierta un Maracaná resignado y anticipa Carnaval de Río

Agencia EFE

Río de Janeiro, 23 nov (EFE).- Los dos goles de Gabriel Barbosa 'Gabigol' en la final de la Copa Libertadores de fútbol disputada en Lima y en la que el Flamengo conquistó el título sobre el River Plate despertaron este sábado al público que en masa se congregó en el mítico estadio Maracaná y parecía estar resignado con la derrota.

EN CLIMA DE CARNAVAL

Gracias a las sorpresas que solo un deporte como el fútbol puede deparar, los rostros cabizbajos y los gestos de desespero de los casi 50.000 hinchas del Flamengo que acudieron al 'Maraca', fueron cambiados en pocos minutos por el éxtasis, los abrazos, el griterío y el llanto de alegría por la proeza del conjunto carioca.

El conjunto de Buenos Aires se puso arriba en el marcador con un gol tempranero del colombiano Rafael Santos Borré y cuando todo parecía sentenciar el segundo título consecutivo de los argentinos y el 'Fla' no conseguía encontrar el juego, apareció el artillero Gabigol para empatar y después firmar el agónico 2-1.

El desespero y la tristeza le dieron espacio a la eufórica celebración tras el sufrido triunfo y con la explosión flamenguista el Carnaval de Río, previsto para febrero y considerado como uno de los más pomposos del mundo, literalmente se anticipó.

Los ríos humanos de color rojo y negro se tomaron inmediatamente los alrededores del Maracaná y las principales avenidas y plazas públicas de la 'Cidade Maravilhosa', que comenzó el día en clima de fiesta con conciertos de cantantes flamenguistas, como Ludmilla, que desafiaron la lluvia que cayó sobre Río de Janeiro.

PRIMER TÍTULO PARA LOS MÁS JÓVENES

Las nuevas generaciones, que nunca vieron al equipo coronarse campeón de un torneo internacional de envergadura después del título de 1981, a pesar de la popularidad y siempre protagonismo del 'Fla', celebraron la inédita conquista que quedará para su memoria de vivencias y amor por el equipo rojinegro de la capital fluminense.

"No tengo palabras para decir lo que está representando este título, porque es la oportunidad para mí de ver por primera vez al Flamengo como campeón de la Copa Libertadores. Es indescriptible y es una emoción que no hay cómo explicar, es fuera de los normal", dijo a EFE la administradora Dayane Ávila da Silva, de 26 años.

Ávila da Silva, que había llegado desde tempranas horas al Maracaná, destacó que a pesar de lo ajustado del marcador, fue un triunfo "sudado" y "con raza", "eso es Flamengo, puro amor".

La seguidora agradeció al técnico Jorge Jesús por el título y confía en que el equipo tenga "cabeza fría", como la tuvo "en el segundo tiempo", para disputar el Mundial de Clubes en diciembre.

Diferente de la joven hincha, el supervisor Marlon da Silva celebró el segundo título conquistado por el 'Fla' en el torneo más importante de clubes en el continente.

"Yo ya viví esto (en 1981), pero estoy con mi hija aquí, trayéndola por primera vez al Maracaná y fue muy bonita esta iniciativa para hacer nuestra fiesta en el Maracaná. Teníamos seguridad de esto y lo pronostiqué en el primer tiempo, que íbamos a remontar y el marcador sería 2-1", apuntó a EFE da Silva.

El aficionado elogió al artillero Gabigol, "que merece toda nuestra consideración y todo nuestro apoyo, como el resto del elenco, que es un conjunto maravilloso pero tenemos que destacar también el trabajo del entrenador (Jorge Jesús), porque ahora vemos a un equipo que martilla y martilla en el ataque".

Da Silva, sin dejar de festejar la conquista de la Libertadores, recordó que el equipo tiene "crédito" para coronarse el domingo, sin jugar, como campeón de la liga en este año -si el Palmeiras empata o pierde ante el Gremio de Porto Alegre-, y rubricar la temporada en diciembre con "otro título más", el del Mundial de Clubes.

TODO UN PAÍS

El equipo más popular de Brasil, con un millón de hinchas registrados, y los patrocinadores organizaron, además del Maracaná, diferentes 'FlaFest' por todo el país.

En la capital Brasilia, uno de los principales reductos de hinchas del Flamengo por fuera de Río de Janeiro, unos 10.000 seguidores vieron el partido en pantalla gigante en el estadio Mané Garrincha, como ocurrió también en la Arena Pantanal, de Cuiabá, y en el Pacaembú, de Sao Paulo.

Las playas de Fortaleza (nordeste) y Belem, capital del amazónico estado de Pará, también tuvieron sus 'FlaFest' con miles de flamenguistas.

Janaína Quinet y Waldheim García Montoya

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación