La doble vara de medir de los medios con la violencia policial

·4  min de lectura

La detención de Pablo Hasél ha desatado una oleada de protestas en toda España, con Barcelona, Madrid y Valencia como principales epicentros. En la Ciudad Condal, por ejemplo, han sido varios los días en los que se han enfrentado la policía y los manifestantes de forma violenta.

Como consecuencia de los incidentes, una mujer ha perdido un ojo tras ser alcanzada por un proyectil de foam. En las últimas jornadas, la mayoría de los titulares de la prensa nacional se han enfocado en las prácticas violentas de aquellos que protestaban por el arresto del músico.

Los manifestantes arrojan botellas contra los agentes en Barcelona. (Photo by Paco Freire/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)
Los manifestantes arrojan botellas contra los agentes en Barcelona. (Photo by Paco Freire/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

Se ha señalado con todo lujo de detalles los saqueos que se han producido en las tiendas, los disturbios en las calles o la violencia empleada contra los agentes, poniendo el foco en la brutalidad de los manifestantes.

No cabe duda que las escenas vistas en Barcelona o Madrid son completamente censurables, sin embargo las críticas a los manifestantes han estado muy presentes, mientras que los posibles excesos cometidos por los agentes han pasado más de puntillas, tal y como se observa en esta comparación del periódico El País.

Noticias de El País sobre los altercados de Barcelona.
Noticias de El País sobre los altercados de Barcelona.

Curiosamente, las protestas sociales que se producen fuera de las fronteras españolas parecen tener otro foco. Un ejemplo muy paradigmático es el de las manifestaciones a favor de la democracia que en el último año y medio han sacudido Hong Kong.

A medida que iba pasando el tiempo, los participantes en las protestas iban refinando sus tácticas en sus enfrentamientos con los agentes, llegando incluso a construir catapultas para arrojar objetos a la policía. A diferencia de en los disturbios en Barcelona, los titulares han sido mucho más críticos con la actuación de la policía para reprimir a los manifestantes que con las actuaciones más cuestionables de los que protestaban.

Quizás tenga que ver la distancia entre ambos países o el hecho de considerar de justicia que un pueblo defienda sus libertades. El caso es que en este ejemplo también de El País se destaca la mano dura de los agentes pese a que en la misma pieza se revela que los manifestantes también hicieron uso de los cócteles molotov.

Los enfrentamientos en El País de los manifestantes y la policía de Hong Kong.
Los enfrentamientos en El País de los manifestantes y la policía de Hong Kong.

Unas diferencias que también se aprecian en otros medios. Por ejemplo, El Confidencial, ha publicado varias piezas sobre las tácticas de violencia callejera de los manifestantes en Barcelona y la violencia empleada, pero en lo referente a la manifestante que ha perdido el ojo no se cuestiona la intervención policial.

Noticias de El Confidencial sobre los disturbios en Barcelona.
Noticias de El Confidencial sobre los disturbios en Barcelona.

Mientras que en lo referente a Hong Kong destaca las prácticas policiales (cañones de agua y gases lacrimógenos contra los manifestantes), pese a que en el artículo se señala que los participantes en las protestas también arrojaron ladrillos y bombas de gasolina contra los agentes.

La noticia de El Confidencial sobre los disturbios de Hong Kong.
La noticia de El Confidencial sobre los disturbios de Hong Kong.

En lo que respecta a OK Diario, se han recogido en numerosas piezas la actividad violenta de los manifestantes contra los agentes en Barcelona, pero la pérdida del ojo de la joven apenas ha recibido atención.

En uno de los artículos se menciona de pasada en el interior, mientras que el titular es elocuente: “la bestial paliza a un policía en los disturbios de Madrid que seguro que emocionó a Iglesias”.

El titular sobre la agresión a un policía y la forma en la que se habla de la pérdida del ojo de la manifestante en OK Diario.
El titular sobre la agresión a un policía y la forma en la que se habla de la pérdida del ojo de la manifestante en OK Diario.

En lo referente a Hong Kong, se destaca la gran violencia de los agentes en el titular, mientras que en el interior de la pieza se habla de que los manifestantes respondieron prendiendo fuego al acceso del campus universitario y construyendo barricadas para enfrentarse a los agentes.

Enfoque de OK Diario sobre Hong Kong y los enfrentamientos.
Enfoque de OK Diario sobre Hong Kong y los enfrentamientos.

Son solo tres ejemplos de una situación que se repite habitualmente en los medios. Y es que en lo que se refiere a España, parece primar la sensación de que la represión policial está justificada con el objetivo de impedir los disturbios violentos, mientras que en lugares como Hong Kong el foco se pone mucho más en la violencia que llevan a cabo los agentes para detener las protestas.

EN VÍDEO I Actuaciones de los Mossos como esta abren el debate sobre el modelo policial en Cataluña

Más historias que te pueden interesar: