Dinamarca teme la velocidad de Gales, su espíritu y a Gareth Bale

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Copenhague, 24 jun (EFE).- La velocidad de sus contraataques, su espíritu colectivo y Gareth Bale son los aspectos de Gales que más preocupan a Dinamarca, que este sábado se enfrenta a los "Dragones Rojos" en Amsterdam en los octavos de final de la Eurocopa.

"Les ganamos las dos últimas veces (en la Liga de Naciones en 2018), pero fueron partidos difíciles. Me preocupa su velocidad. Va a ser una auténtica lucha. Tenemos un gran respeto. Sé que nos pueden hacer daño", dijo este jueves el centrocampista Thomas Delaney.

El lateral Jens Stryger Larsen no cree que los últimos enfrentamientos sirvan como referente porque ya han pasado tres años y resalta el orden de Gales y su ataque "de clase mundial".

"Gales es especial. Es un equipo con dos estrellas mundiales, pero el resto no son tan buenos. Es especial medirse a un equipo en el que hay tanta diferencia de nivel. En cambio nosotros somos un grupo más homogéneo, la mayoría tiene el mismo nivel", apunta el delantero Andreas Cornelius.

El seleccionador danés, Kasper Hjulmand, cree que ambos equipos tiene "muchos puntos en común": el gran apoyo popular, su espíritu colectivo y su flexibilidad táctica.

Las miradas se centran como era previsible en Bale, un jugador por el que los daneses sienten un gran respeto.

"Es un jugador fantástico, lo ha demostrado durante muchos años. Es difícil de parar y tiene estrella", señala Daniel Wass.

Para Cornelius, el extremo del Real Madrid, cedido la pasada temporada en el Tottenham, es "uno de los mejores del mundo".

"Tiene clase mundial. Casi siempre saca lo mejor con Gales, ama jugar con su selección, donde tiene su lugar y le dan cariño. Ha perdido algo de velocidad, hace más de armador, pero es igual de decisivo", afirma Hjulmand, que ve el partido "al 50%".

El respeto por Gales y por Bale no evita que Dinamarca esté satisfecha con el emparejamiento y se vea con opciones de llegar lejos en esta Eurocopa.

"Estoy satisfecho con el sorteo. Podíamos habernos enfrentado a país peores que Gales, pero estoy seguro de que ellos piensan lo mismo. Es un equipo al que respetamos", explica Delaney.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.