¿Tiene posibilidades Islas Feroe de independizarse de Dinamarca? Así empezó todo hace 70 años con un referéndum

Javier Taeño
·4  min de lectura

En los últimos años en el continente europeo han cobrado relevancia distintos movimientos secesionistas en los países. Algunos de ellos han terminado en referéndum, como es el caso de Escocia (pactado con el Gobierno) o el de Cataluña (que fue ilegal). Uno de los próximos se puede producir en las Islas Feroe, un pequeño archipiélago, situado al norte de Escocia, que es una región autónoma de Dinamarca.

En este territorio, que no pertenece a la Unión Europea y que tiene una población de unas 50.000 personas, ya se produjo un plebiscito controvertido en 1946, por lo que este 2021 se cumplirán 75 años. Un aniversario que puede traer un nuevo intento de autodeterminación, ya que el territorio está intentando aprobar su propia Constitución.

Las Islas Feroe gozan de una gran autonomía en Dinamarca (Getty Creative).
Las Islas Feroe gozan de una gran autonomía en Dinamarca (Getty Creative).

La relación de Dinamarca con este conjunto de 18 islas se remonta al siglo XIV cuando las Feroe pasaron a formar parte del reino pese a la distancia que las separa. Durante la II Guerra Mundial fueron ocupadas por las fuerzas británicas y aisladas completamente de Copenhague, después de que los nazis invadieran el país y lo ocuparan entre 1940 y 1945.

Esta desconexión provocó la desafección con Dinamarca y tras concluir el conflicto Islas Feroe convocó un referéndum unilateral de independencia, que no contó con el respaldo del Gobierno central. El resultado fue muy ajustado y se impuso la corriente secesionista con un 50,7% de los votos, frente al 49,2% de los unionistas. La participación fue del 67,5%.

El 18 de septiembre de 1946, solo cuatro días después de celebrarse la consulta, el archipiélago declaró su independencia, pero Dinamarca no la aceptó y la anuló el 20, con el pretexto de que una mayoría de habitantes no había apoyado la independencia.

La decisión del rey Christian X fue la de disolver el Parlamento feroés y convocar unas elecciones que iban a tener un carácter plebiscitario. En estos comicios los partidos en contra de la independencia obtuvieron una victoria contundente y la independencia quedó relegada a un segundo plano en favor de la autonomía.

Independencia no, autogobierno sí

El 30 de marzo de 1948 la ley sobre autogobierno interno dio una amplia autonomía a las islas. Actualmente las Feroe tienen su propio sistema fiscal, negocian acuerdos comerciales con otros países e incluso cuentan con sus propias selecciones deportivas, participando en eventos internacionales de manera aislada a Dinamarca.

Hasta 2005 el país danés era el responsable de asuntos exteriores y defensa, pero el Tratado de Fámjin y la Ley de Recuperación Feroés enmendaron este acuerdo y desde entonces las Feroe adquieren el estatus de socio de igual rango con Dinamarca, convirtiéndose en nación constituyente del Reino de Dinamarca.

La venta de pescado es una de sus principales fuentes de ingresos. (Getty Creative).
La venta de pescado es una de sus principales fuentes de ingresos. (Getty Creative).

En los últimos años, la economía de las Islas se ha ido haciendo cada vez más independiente de Copenhague, ya que recibe por ejemplo la quinta parte de las ayudas que recibe Groenlandia y no tiene un peso excesivo en el conjunto del país. Además, la creciente venta de pescado a Rusia (debido a las sanciones impuestas al país por la Unión Europea) le han dado aún más autonomía económica.

Así pues la relación con Dinamarca cada día es más distante, por lo que parece que la independencia completa es cuestión de tiempo. De hecho, las intenciones en el archipiélago son las de aprobar su propia Constitución. La idea partió en 2017 y desde entonces ha estado a debate, aunque todavía no se ha fijado una fecha para esta posible votación.

Si bien es cierto que en suelo danés preocupa el encaje que pueda tener con la Carta magna danesa, lo cierto es que el país respalda que sus territorios autónomos sean los que decidan su futuro. El proyecto, que cuenta con el apoyo tanto de los unionistas como de los independentistas, puede hacer que se produzca un nuevo referéndum muy pronto, siempre que se superen los trámites parlamentarios que están retrasando la cuestión.

Aunque la secesión completa ha estado en el debate político durante los últimos años, lo cierto es que ese autogobierno con amplias competencias ha ido calmando los ánimos. La aprobación de la Constitución, un proceso que se prevé largo, podría ser un paso más adelante en una futura secesión de Dinamarca, aunque los más pragmáticos consideran que su pequeño tamaño y su escasa demografía dificultarían una eventual independencia, teniendo en cuenta además que en la mancomunidad actual el archipiélago ya cuenta con un elevado grado de autogobierno.

EN VÍDEO I Comparte las imágenes de calles repletas de gente sin mascarilla en Copenhague porque nadie la cree

Más historias que te pueden interesar: