Dinamarca mete a Catar en los cuartos de final

Agencia EFE
·3  min de lectura

Madrid, 25 ene (EFE).- La selección de Catar que dirige el español Valero Rivera logró el último billete en juego para los cuartos de final del Mundial de Egipto gracias al triunfo (38-26) de Dinamarca sobre Croacia, que no supo aprovechar el tropiezo de Argentina y no pudo lograr el triunfo que necesitaba para acceder a la siguiente ronda.

Un nuevo varapalo para el conjunto croata, que fue incapaz de superar a un equipo danés que, con la clasificación ya asegurada y como primero de grupo, no se jugaba nada en el encuentro.

Pero ni aún así los balcánicos pudieron aprovechar el tropiezo de Argentina, que unas horas antes desperdició la oportunidad de lograr por primera vez en su historia la clasificación para los cuartos de final del Mundial al perder por 25-26 ante Catar, en un choque en el que a los "Gladiadores" les bastaba con un empate para acceder a los cuartos.

Derrota que dejaba con vida a la Catar de Valero Rivera, que fue la gran beneficiada de una emocionante jornada final de la segunda fase.

Dinamarca no entró en ningún tipo de especulaciones, pese a no poder contar con su gran estrella, Mikkel Hansen, que todavía se recupera de los problemas intestinales que le impidieron jugar el pasado sábado ante Japón.

Baja que no impidió a Dinamarca, perfectamente dirigida por un Mads Mensah Larsen que este lunes mostró una hasta ahora desconocida faceta como asistente, doblegar a una Croacia que fue un quiero y no puedo.

Tal y como demostraron los dos tantos de ventaja que los daneses mantuvieron durante toda la primera mitad (17-15), en la que los de Nikolaj Jacobsen vieron cómo a los veinte minutos el portero Niklas Landin tuvo que abandonar la pista tras dañarse una rodilla.

Pero ni aún así vio reducido su rendimiento el equipo danés, que endosó un contundente parcial de 6-0 a la selección croata en el arranque de la segunda mitad que disparó la renta de los vigentes campeones del mundo hasta los ocho goles (23-15).

Hasta ocho minutos tardó el conjunto croata en estrenar su casillero en el segundo período, una "sequía" que condenó irremediablemente a la derrota y a la eliminación a los del dimitido Lino Cervar.

Un contundente marcador que no aplacó la voracidad de los jugadores daneses, que castigaron cada error de un cada vez más alicaído conjunto balcánico.

Tal y como reflejó el demoledor (30-18) que figuraba en el marcador al llegara el ecuador del segundo tiempo.

Resultado que no sólo acabó con las esperanzas de Croacia, sino también con las de Argentina, que necesitaban que nórdicos y balcánicos empatasen para acceder a los cuartos de final.

Una ventaja que siguió creciendo hasta alcanzar los catorce tantos (33-19) para regocijo de una selección de Catar que, con la victoria danesa (38-26), logró acceder a unos cuartos de final que no disputaba desde el años 2015, cuando se proclamó subcampeona en el Mundial que organizó.

(c) Agencia EFE