Dinamarca cumple; España y Croacia decepcionan

Agencia EFE
·4  min de lectura

Madrid, 15 ene (EFE).- La selección de Dinamarca, vigente campeona, cumplió con los pronósticos y arrancó su andadura en el Mundial de Egipto con una plácida victoria (34-20) sobre Baréin, en una jornada en la que España y Croacia, dos de las máximas aspirantes al título, decepcionaron.

Doce meses después de protagonizar la final del Europeo, españoles y croatas decepcionaron en su debut en el Mundial, tras ser incapaces de pasar del empate ante Brasil (29-29) y Japón (29-29), respectivamente.

Un resultado que, incluso, pudo haber sido peor para ambos, ya que tanto España como Croacia lograron rescatar un punto, gracias a dos goles en los segundos finales.

Si Raúl Entrerríos anotó el definitivo 29-29 a falta de siete segundos para la conclusión para el equipo español, Ivan Cupic salvó de la derrota a los balcánicos (29-29) con un tanto de penalti a nueve segundos para el final.

Y es que en poco o nada españoles y croatas recordaron a los equipos que el pasado año se disputaron en Estocolmo el cetro continental, en una final en la que los “Hispanos” se alzaron con su segundo titulo de campeones de Europa tras imponerse por 20-22.

Tal y como confirmaron los más de siete minutos que los de Jordi Ribera tardaron en hacer subir su primer tanto al marcador, incapaces de encontrar los mecanismos ofensivos que le llevaron a la victoria final en el pasado Europeo.

Un mal arranque de partido del que España pareció resarcirse con la reacción protagonizó en el tramo final del primer tiempo y en los minutos iniciales del segundo, que permitieron al conjunto español situarse con una renta de seis goles (24-18) en el marcador.

Pero cuando todo parecía más favorable para los “Hispanos”, los de Jordi Ribera volvieron a caer en la misma espesura ofensiva del inicio de la primera mitad, lo que permitió a Brasil llegar a los últimos segundos de juego con ventaja (28-29) en el marcador.

Unos instantes finales en los que surgió la figura de Raúl Entrerríos que con su postrero tanto evitó la derrota del conjunto español.

Pero si la selección española padeció lo indecible para sumar un punto ante Brasil, mucho más sufrió todavía el conjunto Croata ante Japón, en un choque en el que los de Lino Cervar llegaron a contar con una desventaja de hasta seis tantos (10-16) en el marcador.

Diferencia que los balcánicos, entre los que sobresalió el pivote Marino Maric, logró ir poco a poco enjugando, hasta lograr el definitivo empate (29-29) a falta de nueve segundos para la conclusión gracias un gol desde los siete metros de Ivan Cupic.

Quien no tuvo ningún problema para estrenar su casillero de victorias fue Dinamaca, la vigente campeona universal, que saldó su estreno en el Mundial de Egipto con un contundente triunfo (34-20) sobre Baréin.

Una victoria en la que sobresalió la actuación del joven lateral derecho Mathias Gidsel, máximo anotador del partido con diez dianas, tras errar tan sólo uno de los once lanzamientos que intentó.

Tampoco falló la selección de Alemania, que se impuso por un contundente 43-14 a Uruguay, que se estrenaba en una cita mundialista.

Un debut en el que los “charrúa” poco pudieron hacer ante la evidente superioridad del conjunto germano, como atestiguaron los tan sólo cuatro tantos (16-4) que el equipo uruguayo anotó en la primera mitad.

Goleada que permitió a Alemania auparse a la primera plaza del grupo A, eso sí, empatados a puntos con Hungría, que tampoco tuvo ningún problema para doblegar por 34-27 a Cabo Verde, en un choque en el que destacó la actuación del lateral Gabor Ancsin, autor de siete tantos.

Por su parte, Argentina sumó sus primeros dos puntos en el torneo, tras imponerse a la República Democrática del Congo con más apuros de los que reflejó el 28-22 final.

De hecho, los “Gladiadores”, que dirige el técnico español Manolo Cadenas se marcharon al descanso por detrás en el marcador (13-34).

Pero la selección argentina, comandada por un gran Diego Simonet, autor de cinco dianas, acabó imponiendo la lógica en la segunda mitad para sumar un triunfo (28-22) que le permitió igualar a puntos con Dinamarca al frente del Grupo D.

Un liderato que recayó en el grupo B en la selección de Polonia, que no desaprovechó el tropiezo de España para situarse al frente de la clasificación, tras derrotar por 28-30 a Túnez.

El conjunto polaco, que participa en el torneo gracias a una invitación de la Federación Internacional, hizo valer su mayor solvencia en el tramo final, gracias al buen hacer, sobre todo, del extremo Arkadiusz Moryto, que cerró el choque con once dianas, tras no fallar ninguno de sus lanzamientos.

Tampoco desaprovechó el pinchazo de Croacia la selección de Catar, que dirige el español Valero Rivera, para situarse como primer líder del grupo C, al imponerse por 30-25 Angola, en un duelo en el que las paradas de Danijel Saric y los goles del extremo Allaedine Berrached condujeron a los cataríes a la victoria.

Javier Villanueva

(c) Agencia EFE