Diego Simeone, orgulloso por "la garra y el corazón" de su Atlético de Madrid: la curiosa foto del DT en el momento de mayor euforia

LA NACION
lanacion.com

YEDA, Arabia Saudita (Europa Press).- El entrenador de Atlético de Madrid, Diego Simeone, elogió el "corazón y la garra" que tuvo su equipo para ganarle 3-2 a Barcelonaen la semifinal de la Supercopa de España, después de remontar el 2-1 que tenían en contra, haciendo de la frustración y su ilusión sus armas para sembrar la "decepción" en el bando rival.

"El partido lo manejó muy bien el Barcelona pero sabíamos que a partido largo teníamos opciones, podíamos sostener el partido y nos daba una posibilidad. Tras el segundo gol anulado de ellos, de la frustración nuestra pasó a la frustración de ellos, y nuestra ilusión fue su decepción", argumentó en rueda de prensa.

El VAR, a juicio: todas las polémicas del partido

Y ello, sumado a la garra 'colchonera' y el acierto, hizo el resto. "El Barça tuvo ocasiones de gol y goles, pero en el minuto 75 apareció lo que siempre tiene este equipo; el corazón, la garra, el creer, el buscar y ante una situación que parecía de difícil a imposible apareció la sensación de que si empatábamos podíamos ganar, y así pasó", celebró. Un momento curioso se advirtió en una fotografía (ver arriba): en medio del desenfreno de sus jugadores, que celebraban el tercer gol, el entrenador se enfocó exclusivamente en el grupo que no había corrido a festejar con Ángel Correa para pedirles calma. Quedaban cuatro minutos para que se completaran los 90 y Cholo pretendía que no se desconcentraran.

"La irrupción de Llorente y el cambio de posición de Correa nos dio fuerza y alas, posesión de pelota alta, y se jugaron minutos cerca del final en los que se veía que estábamos cerca de verdad Ahora tenemos que recuperarnos bien para que los futbolistas lleguen lo mejor al partido y jugar una final, con todo lo bonito que conlleva", comentó.

"Hay que vivirlo con tranquilidad, es un pase a una final que siempre es importante para nuestros aficionados, futbolistas y club. Después de un partido muy duro, nos enfrentamos a uno de los mejores del mundo y los mejores en posesión, sufrimos bastante en la primera parte pero la segunda empezó diferente", añadió sobre el hecho de jugar la final contra el Real Madrid.

Una final que prevé disputada y complicada. "El cambio que el Madrid está teniendo se refleja en el campo, la ausencia de Bale, Benzema y Hazard son ahora cinco centrocampistas, con movimiento y posesión, hicieron un gran partido. Tendremos un rival potente y fuerte. Intentamos competir contra los mejores, que son ellos. Zidane es un entrenador fantástico, idóneo para el Real Madrid. Los resultados hablan por sí solos", destacó de los blancos.

La frustración de Messi

El capitán del Barcelona, el astro argentino Leo Messi, lamentó la derrota ante Atlético de Madrid en la semifinal de la Supercopa de España. "Es un golpe duro para nosotros sobre todo por cómo se dio, porque fuimos muy superiores, pero por errores nuestros generaron contras que fueron goles suyos", afirmó Messi en la zona mixta tras el partido disputado en el estadio King Abdullah de la ciudad saudí de Yeda.

"Fuimos superiores casi todo el partido pero hay que meter los goles. Entregamos dos goles en diez minutos y nos dieron la vuelta. Más allá de si es injusto o no, perdimos", insistió Messi. "Es un resultado que debimos haber cerrado antes. Fue una pena", añadió Messi, que vio como a su equipo se le anulaban dos goles tras la revisión del videoarbitraje, uno de ellos suyo.

"Es un resultado duro. Es un resultado que hace mal porque es un título y más allá de lo que se ha hablado queríamos ganar", añadió. "Es verdad que dimos una imagen distinta a la que estábamos dando contra equipos como el Espanyol o la Real Sociedad. Hicimos un gran partido y fue una pena", afirmó. Messi.

Así fue el partido de Messi

"Tenemos que seguir trabajando intentando mejorar. Hay mucho que mejorar más allá de que no hacemos buenos partidos", añadió el capitán azulgrana, tras cosechar la primera derrota del año. "Hoy por hoy como dije, tenemos mucho que mejorar. Dimos un paso adelante más allá de la derrota no hacemos las cosas como nos gustaría y vamos a intentar seguir el camino de antes y no cometer errores que cometemos", insistió.

Messi también mostró su apoyo al técnico Ernesto Valverde, que poco antes había admitido que la derrota volverá a hacer hablar sobre su continuidad. "Es normal que se hable, pero tenemos que seguir unidos y ser un grupo fuerte", concluyó Messi.

Qué leer a continuación