Diego Schwartzman, en París-Bercy: pendiente de la salud de Maradona, cuándo lo conoció y su vínculo actual

Sebastián Torok
·4  min de lectura

Apasionado por los deportes, Diego Maradona siempre fue infaltable desde su apoyo (presencial, telefónico o virtual), cuando los atletas argentinos se jugaron algo valioso en cualquier rincón del mundo. Con el tenis, como con el boxeo, el mejor futbolista argentino de la historia tiene un vínculo especial y la Copa Davis fue un evento que varias veces lo tuvo como un apasionado más. En ese contexto, Diego Schwartzman, el número 9 del ranking, conoció al otro Diego. Fue en septiembre de 2012, durante las semifinales del Grupo Mundial ante la República Checa, en el Parque Roca. El Peque era sparring del equipo. Desde entonces, la relación entre ambos creció. El tenista, presente en el Masters 1000 de París-Bercy, está muy pendiente de la salud del ex número 10 y, al conseguir el pasaje para los 8vos de final, escribió en la cámara de TV "Fuerza Diego".

"Me enteré de lo que le pasó por las redes sociales. Empezamos a ver que lo habían internado después del cumpleaños; yo había sido partícipe de los videos que le mandaron por ese día, pero se lo venía viendo un poco caído y después fuimos siguiendo el paso a paso. Parece que salió muy bien la operación", respondió Schwartzman durante la rueda de prensa virtual en el torneo parisiense. Y rememoró: "En la serie de Copa Davis que lo conocí [NdR: los checos ganaron 3-2] vino a ver los partidos, pero también en los días previos a los entrenamientos, almorzó con nosotros en la carpa. Después tuvimos varios intercambios de WhatsApp y algunos mensajes, desde hace algunos años, cuando yo empecé a jugar cada vez mejor, él siempre estaba ahí felicitándome".

El nombre de pila del mejor tenista sudamericano de la actualidad no es el mismo del campeón en México 86 por casualidad, claro. "Hasta donde yo sé, sí, tuvo que ver. Nací en una época [en 1992] en la que Diego era ídolo máximo y seguramente tuvo que ver". Y apuntó: "Es un ídolo del deporte desde que soy niño. No lo vi jugar, solo en YouTube o videos que puedo ver en la televisión, no en vivo, pero es uno de mis ídolos, seguro, en el fútbol. Me encanta el fútbol, y él es argentino, así que en cada lugar que vas, todos conocen a Argentina por Maradona, y por eso le puse 'Fuerza Diego', porque está luchando, no está sano ahora. Todos están tratando de desearle una buena recuperación".

El Masters de Londres, cada vez más cerca

Sin depender de nadie, sólo dos partidos separan a Schwartzman de entrar, por primera vez, en ATP Finals, el exclusivo torneo donde actúan las ocho mejores raquetas de la temporada. Este jueves se medirá con el español Alejandro Davidovich Fokina (63°) y, si lo supera, lo esperaría el ruso Daniil Medvedev (5°) o el australiano Alex De Miñaur (25°) en los cuartos de final. Otra opción que tiene Diego para entrar en Londres es que el canadiense Milos Raonic, el suizo Stan Wawrinka o el español Pablo Carreño Busta no ganen París-Bercy.

"Ojalá que pueda estar. Vengo haciendo todo lo que está a mi alcance, ganar partidos y seguir sumando puntos. A la vez, voy viendo si los que están atrás suman o no. Sé que a partir de ahora, los que vienen detrás, prácticamente deberían ser campeones en los dos torneos que quedan [además de París, el ATP 250 de Sofía], pero son jugadores que lo pueden hacer. Así que no voy a cantar victoria antes. Soy respetuoso en eso conmigo mismo, también, porque no me quiero generar falsas expectativas y que después pase algo. Sé que tendría que tener mala suerte, pero puede pasar, aunque también tengo en mis manos seguir ganando, seguir sumando partidos y clasificarme sin tener que esperar a nadie. Sería un logro impresionante que hace un par de meses no me lo esperaba, pero hoy estoy con chances", expresó Schwartzman.

La inusual temporada 2020 le regaló a Schwartzman varios objetivos de altísimo valor. Primera victoria frente a Rafael Nadal (en los cuartos de final de Roma), primera final de Masters 1000 (en el Foro Itálico), primera semifinal de Grand Slam (en Roland Garros), ingreso en el Top 10 (fue 8°, hoy es 9°). ¿Con qué puntaje califica su año? "Vamos a ponerle un 9 porque todavía no estoy clasificado a Londres. Si lo consigo, le pondría un nueve y medio. Y en Londres no sólo hay que clasificarse; hay que jugar bien contra los mejores, no me voy a conformar, si es que entro, sólo con clasificar. Así que después veré qué puntaje final le pongo al año", sonrió el tenista de 28 que disfruta de su mejor momento.