Diego Schwartzman, ante el nivel máximo de dificultad: ganarle a Rafael Nadal en la central de Roland Garros

·8  min de lectura
Diego Schwartzman y Rafael Nadal, en el saludo en la red tras la victoria del argentino.
AFP

Si existe un ascenso al Everest en el tenis, pocos dudan de que esa dificultad máxima de alpinismo en el mundo de las raquetas sería chocar contra Rafael Nadal en Roland Garros. Los números del zurdo de Manacor asombran a los seguidores y espantan a sus adversarios, incrédulos ante estadísticas que tardarán mucho tiempo en ser superadas… si es que alguien lo consigue. Hace 16 años que Rafa comenzó a escribir su leyenda en el Abierto de Francia, y en cada temporada suma más y más capítulos exitosos. A ese desafío imponente se medirá Diego Schwartzman una vez más.

El fixture oficial. Cuándo empieza la Eurocopa, los partidos y cómo verlos

Este miércoles, por los cuartos de final de Roland Garros, el número 10 del mundo buscará lo que sólo dos jugadores lograron en la historia. Robin Soderling se hizo lugar en la historia al vencer a Nadal en el Bois de Boulogne en 2009, y Novak Djokovic lo logró seis años después, en los cuartos de final de 2015. Rafa llega a esta cita con el Peque con 104 triunfos (83 en sets corridos) y apenas esos dos tropiezos en París, una efectividad del 98 por ciento para el mejor jugador de todos los tiempos en polvo de ladrillo. Ese 104-2 es un récord bestial.

El argentino Diego Schwartzman devuelve el balón al alemán Philipp Kohlschreiber durante el partido de tenis individual masculino de la tercera ronda del día 7 del torneo de tenis del Abierto de Francia Roland Garros 2021
Agencia AFP


El argentino Diego Schwartzman devuelve el balón al alemán Philipp Kohlschreiber durante el partido de tenis individual masculino de la tercera ronda del día 7 del torneo de tenis del Abierto de Francia Roland Garros 2021 (Agencia AFP/)

Vaya si conoce Schwartzman de las dificultades que afrontará ante el manacorí, que puede llevar el cartel de tercer preclasificado por su posición en el ranking, pero nadie duda de que se trata del gran candidato. El de mañana será el 12º partido contra Rafa, que está 10-1 en el historial entre ambos. Pero el único triunfo del argentino tiene valor: lo consiguió el año pasado, por 6-2 y 7-5, en Roma, uno de los torneos preferidos de Rafa, una de las mayores victorias del Peque. ¿Algo más? Sí, Schwartzman es apenas uno de los dos argentinos que le arañaron un set a Nadal en Roland Garros; fue en los cuartos de final de 2018, cuando el español se impuso por 4-6, 6-3, 6-2 y 6-2. El otro fue Mariano Puerta, en aquella final de 2005, la primera en el camino de laureles de Rafa.

Roland Garros: los set-points que salvó Schwartzman en su triunfo sobre Jan Lennard Struff

Pero aquel triunfo de Peque en Roma fue en un partido al mejor de tres sets. Y si ganarle así a Nadal no es sencillo, ni que hablar en París, donde se juega al mejor de cinco, en ese inmenso Philippe Chatrier que Rafa conoce como el patio de su casa. Schwartzman, analítico y atento a cada detalle, hace cuentas: “Hay que estar preparado porque las condiciones son muy diferentes a las de octubre pasado, que estaba fresco y el polvo de ladrillo estaba lento. Ahora, cuando hay sol, la cancha está bastante rápida, la bola salta mucho, y entonces hay que ser algo más agresivo, sacar un poco mejor. El año pasado esas condiciones me favorecían a mí, podía sostenerme más cerca de la línea del fondo y estaba más cómodo. Pero ahora, a él le gusta esta cancha más veloz y con pique alto; la bola le sale muy rápido, y entonces voy a tener que jugar más atrás en todos los puntos, así que tendré que equivocarme lo menos posible y tirar lo más que se pueda”.

Rafael Nadal enfrenta al británico Cameron Norrie durante el partido de tenis individual masculino de la tercera ronda del día 7 del torneo de tenis Roland Garros
Agencia AFP


Rafael Nadal enfrenta al británico Cameron Norrie durante el partido de tenis individual masculino de la tercera ronda del día 7 del torneo de tenis Roland Garros (Agencia AFP/)

Son enseñanzas y datos que Schwartzman ha sumado con el tiempo y por propia experiencia. El 10-1 en el historial es una cifra que impacta, pero similar o menor en comparación con otros destacados en canchas lentas. Además de la victoria en Roma 2020 y de aquel set en París 2018, el Peque también le arrebató un parcial en los octavos de final de Australia 2018. Se conocen mucho, e incluso el argentino ha ido a entrenarse en la academia del zurdo en Mallorca.

Los dos llegan con recorrido similar, con cuatro victorias sin ceder sets. En octavos, el Peque le ganó al alemán Jan Lennard Struff por 7-6 (11-9), 6-4 y 7-5, tras haber salvado siete set-points en el primer parcial. Nadal tuvo algunas dificultades al comienzo, lo que no le impidió superar al italiano Jannik Sinner por 7-5, 6-3 y 6-0. “Cuanto más te acercas a las rondas finales, la dificultad se va incrementando como es lógico. Yo me veo bien, yendo a más. He conseguido ganar a un rival muy difícil en tres sets y ahora viene Schwartzman, que es un adversario muy complicado. Siempre es así con Diego. Viene con confianza de haber ganado muchos partidos en este torneo, creo que viene de una época complicadilla porque la temporada de tierra no había sido quizá la mejor para él”, sostuvo.

Rafael Nadal enfrenta al británico Cameron Norrie durante el partido de tenis individual masculino de la tercera ronda del día 7 del torneo de tenis Roland Garros
Agencia AFP


Rafael Nadal enfrenta al británico Cameron Norrie durante el partido de tenis individual masculino de la tercera ronda del día 7 del torneo de tenis Roland Garros (Agencia AFP/)

Y agregó: “Cuando eso ocurre y llegas a un torneo como éste y empiezas a ganar, pues uno se siente mucho más fuerte, porque viene con muchas ganas de hacerlo bien. Así que él estará con ese extra de confianza y motivación de saber que ha superado una situación difícil y que está otra vez jugando a su mejor nivel, y yo tendré que jugar muy bien para tener opciones”, fue la evaluación de Rafa.

Por lo pronto, Schwartzman está de nuevo en la pelea grande, otra vez entre los ocho mejores. Es la quinta vez que lo consigue en un Grand Slam, y la tercera oportunidad que lo consigue en París, una cifra a la par de Juan Martín del Potro y Guillermo Cañas, aunque lejos de los nueve cuartos de final que alcanzó Guillermo Vilas en suelo galo. “Son estadísticas que están buenísimas, y hay que tenerlas presentes todo el tiempo. A veces nos olvidamos en el día a día, y son cosas que si me lo decían hace 10 años ni me lo imaginaba, y hoy de a poco las voy logrando y sosteniendo en el tiempo”, apuntó.

El argentino Diego Schwartzman devuelve el balón al alemán Philipp Kohlschreiber durante el partido de tenis individual masculino de la tercera ronda del día 7 del torneo de tenis del Abierto de Francia Roland Garros 2021
Agencia AFP


El argentino Diego Schwartzman devuelve el balón al alemán Philipp Kohlschreiber durante el partido de tenis individual masculino de la tercera ronda del día 7 del torneo de tenis del Abierto de Francia Roland Garros 2021 (Agencia AFP/)

¿Cómo afrontar un partido de estas características, con tanto en juego, y con una leyenda del otro lado de la cancha? El Peque da su receta: “Creo que en el comienzo de cada partido contra Rafa hay que caminar pensando en que se puede ganar, en tener oportunidades, en buscarlas, y pensar en cualquier cosa menos en Rafa, porque si vos ves que vas a tener que jugar cuatro o cinco horas, y en todo lo que significa Nadal en Roland Garros, se hace muy complicado. Hay que pensar en la táctica, en cómo jugar tu mejor tenis”.

Y agregó: “Cuando los partidos empiezan con un score cerrado, es más fácil el comienzo, y entonces ya se puede pensar en otra cosa. Eso es lo importante para mí. Pero es Rafa, nunca se sabe qué puede pasar, y todos sabemos que jugar contra él es muy difícil. Por otra parte, jugar contra él en esta clase de torneos es una gran manera de saber en qué nivel estás, es un excelente desafío. Es bueno estar ahí una vez más. Le gané una sola vez, pero nunca es lo mismo. Aquí -en París- jugamos dos veces, fueron muy buenos partidos”. El reto ya se empieza a palpitar. Infalible e invencible no hay nadie, se sabe. Aunque Nadal arroje en la tierra naranja números y actuaciones como para desmentir esa máxima.

Los 11 partidos previos entre ambos:

  • Roland Garros 2020 (semifinal) - Nadal ganó por 6-3, 6-3 y 7-6 (7-0)

  • Roma 2020 (cuartos de final) - Schwartzman ganó por 6-2 y 7-5

  • Copa Davis 2019 (cuartos de final) - Nadal ganó por 6-1 y 6-2

  • US Open 2019 (cuartos de final) - Nadal ganó por 6-4, 7-5 y 6-2

  • Indian Wells 2019 (tercera rueda) - Nadal ganó por 6-3 y 6-1

  • Roland Garros 2018 (cuartos de final) - Nadal ganó por 4-6, 6-3, 6-2 y 6-2

  • Madrid 2018 (octavos de final) - Nadal ganó por 6-3 y 6-4

  • Abierto de Australia 2018 (octavos de final) - Nadal ganó por 6-3, 6-7 (4-7), 6-3 y 6-3

  • Montecarlo 2017 (cuartos de final) - Nadal ganó por 6-4 y 6-4

  • US Open 2015 (segunda rueda) - Nadal ganó por 7-6 (7-5), 6-3 y 7-5

  • Acapulco 2013 (primera rueda) - Nadal ganó por 6-2 y 6-2