Diego Schwartzman - Jan Lennard Struff: el argentino ganó un partido tremendo y está en los cuartos de final en Roland Garros

·4  min de lectura
Diego Schwartzman, en el partido de los octavos de final de Roland Garros ante Jan-Lennard Struff
ANNE-CHRISTINE POUJOULAT

Diego Schwartzman (10° preclasificado) ganó un partido increíble, después de salvar siete set-points en el primer parcial. Con mucho trabajo, paciencia y mentalidad de acero, dio vuelta un comienzo adverso y derrotó al alemán Jan Lennard Struff por 7-6 (11-9), 6-4 y 7-5 en el estadio Suzanne Lenglen, y así avanzó nuevamente a los cuartos de final de Roland Garros.

Schwartzman es el último argentino que sigue en carrera en el abierto francés. En los octavos de final, debió esforzarse al máximo para derrotar al alemán, 42° del ranking, en un duelo que duró poco más de tres horas. El Peque defiende la semifinal alcanzada el año último en París, y espera en la próxima etapa al ganador del duelo entre el español Rafael Nadal, 13 veces campeón de este certamen y tercer favorito, y el italiano Jannik Sinner (18°).

Diego Schwartzman, en acción en el estadio Suzanne Lenglen de Roland Garros
CHRISTOPHE ARCHAMBAULT


Diego Schwartzman, en acción en el estadio Suzanne Lenglen de Roland Garros (CHRISTOPHE ARCHAMBAULT/)

Como si se tratara de un perfecto resumen de su temporada, el primer set de Schwartzman tuvo un comienzo bastante flojo. Con una enorme presión desde el primer saque, Struff no lo dejó entrar en ritmo de juego y se puso arriba por 5 a 1 y 40-15. Cuando parecía que estaba perdido, el argentino se recuperó de dos quiebres, primero para dar vuelta el resultado y ganar el parcial por 7-6 (11-9), después de salvar siete set-points.

Su notable mejora en el juego desde la base, con control y profundidad de golpes empezó a hacer mella en la confianza del alemán, que flaqueó ante la resistencia de Peque. Parecía un importante envión anímico muy valioso, después de una batalla de 1h5m en el set inicial .

Aguerrido, el alemán Jan-Lennard Struff, le propuso una intensa batalla a Schwartzman
Thibault Camus


Aguerrido, el alemán Jan-Lennard Struff, le propuso una intensa batalla a Schwartzman (Thibault Camus/)

Sin embargo, el jugador germano estuvo lejos de caerse anímicamente, y se mantuvo en la batalla. Con un desarrollo parejo, se intercambiaron varios quiebres de saque en el segundo set. Nuevamente jugó mejor Schwartzman en el último tramo, y en el décimo game consiguió el quiebre para imponerse por 6-4 y ampliar la distancia en el resultado.

En el tercero, fue el argentino el que se adelantó en la cuenta y se puso 4-1, con dos quiebres de ventaja que presagiaban un final cómodo. Pero no fue así, porque Struff se recuperó y emparejó la cuenta con tres games en fila para el 4-4. Consiguió volver a mantener su servicio el Peque, y presionó con la devolución en el duodécimo game; en el primer match-point, ante la enésima subida del alemán, lo pasó por la paralela para firmar una victoria mucho más compleja de lo esperado, pero que resolvió en tres parciales.

“Fue un partido muy duro desde el principio. En ningún momento me sentí cómodo y traté de jugar con lo que tenía hoy. Estuve ahí todo el tiempo, cuando las cosas salían bien y cuando no salían. Sabía que él me iba a dar errores, pero por momentos yo cometía más errores que él. Era una buena oportunidad para estar en los cuartos de final. Pero esa tensión hizo que nunca me pudiera soltar”, expresó Schwartzman minutos después de su victoria.

En declaraciones a ESPN, el número 10 del mundo remarcó: “Cuando gano el primer set siento que voy a ganar el partido. Tengo un buen récord en cinco sets cuando gano el primero. También ayuda cuando un rival pierde un set como le pasó a él. Intenté arrancar a full el segundo, pero él no se cayó, estuve dos veces quiebre abajo. Y en el tercero, cuando parecía que se terminaba, él se soltó y el partido se alargó. La gente lo ayudó a que se levantara, porque quería ver más tenis. Es lo lindo de jugar con gente, vaya con vos o con el rival. Le da una tensión extra que es espectacular”.

Diego Schwartzman está nuevamente entre los ocho mejores en París, uno de sus torneos preferidos
ANNE-CHRISTINE POUJOULAT


Diego Schwartzman está nuevamente entre los ocho mejores en París, uno de sus torneos preferidos (ANNE-CHRISTINE POUJOULAT/)

Este fue el tercer cruce del historial profesional entre Schwartzman y Struff. Ahora, el argentino está 2-1 en la cuenta sobre el alemán, al que derrotó en el Masters 1000 de Montecarlo 2017, mientras que Struff ganó en el cruce por las finales de la Copa Davis del 2019, en España.

Tras la caída de este domingo de Federico Delbonis en los octavos de final ante el español Alejandro Davidovich Fokina, Schwartzman es el último argentino en el segundo Grand Slam del año.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.