Diego Schwartzman ganó en Wimbledon contra un indolente Benoit Paire

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
En medio del último game, el francés Benoit Paire discute con el umpire luego de la advertencia por "no intentar dar lo mejor de sí"; mientras tanto, Schwartzman esperaba en la cancha para sacar
En medio del último game, el francés Benoit Paire discute con el umpire luego de la advertencia por "no intentar dar lo mejor de sí"; mientras tanto, Schwartzman esperaba en la cancha para sacar

Para Diego Schwartzman no debe haber sido sencillo su debut en Wimbledon, más allá de lo que indicó el score. Porque delante tuvo un jugador que perdió el hambre por el juego y puede ser una Caja de Pandora; un hombre que ya no le encuentra sentido al deporte que él mismo eligió. El argentino reanudó este martes un partido que ya estaba ganando por 6-3 y 6-4 desde el día anterior y que se había interrumpido por falta de luz natural. Y, en apenas un puñado de minutos, barrió a Benoit Paire por 6-0. Claro que antes el francés mostró, otra vez, su costado indolente, sin deseos de jugar ni competir. Al punto tal que el umpire Mohamed Lahyani lo advirtió por su conducta antideportiva.

Un espectador del Court número 2 del All England, antes de que terminara el match, le gritó a Paire que no los hiciera perder el tiempo con sus actitudes. El público británico que concurre a Wimbledon sabe y disfruta del tenis y no acepta estas indisciplinas. Desde que el tenis levantó el telón en agosto del año pasado tras el parate de cinco meses por la pandemia, Paire (46° del mundo) protagonizó diversos actos de indisciplina. Uno de los más patéticos, probablemente, en su despedida del ATP de Buenos Aires, cuando discutió con el umpire Nacho Forcadell (España) por un pique, escupió e insultó.

Estadística. El récord que Lionel Messi ve desde lejos y que difícilmente alcance

“No me importa la gente. Juego para mí y ya está. Yo no juego para la gente”, vociferó Paire tras ser, de cierta manera, increpado por un espectador. “Venir a estos cementerios me deprime. Nos decíamos que vienes a Montecarlo, uno de los mejores torneos del mundo y llegas, ves que está vacío y hay un ambiente triste que rara vez se ha visto. Me siento como un miserable cuando estoy sobre la cancha. El circuito se pudrió”, había dicho en abril, tras competir en el Principado pero sin espectadores, situación que en Wimbledon es distinta...

Claro que Schwartzman, entrenado por Juan Ignacio Chela, no tuvo nada que ver en el comportamiento de su rival y aprovechó esta situación, jugando con seriedad, enfoque y contundencia.

En el último game del encuentro, cuando Schwartzman ganaba 5-0 y 30-0, el umpire advirtió a Paire por su inconducta. El francés, molesto, se fue a su silla y comenzó a discutir con la autoridad. Todo en medio del game. “No estás dando lo mejor que podés”, le dijo Lahyani. En el fondo del court, Schwartzman esperaba para hacer su saque y realizó un gesto de fastidio por la situación.

Benot Paire
Benot Paire


Benot Paire

Al volver a la cancha, Paire hizo gestos de estar concentrado y enfocado en el partido, lanzó algunos gritos grotescos cuando impactó la pelota y hasta despertó risas entre los hinchas que observaban incrédulos el espectáculos.

Apenas dos puntos después, el partido terminó y Peque Schwartzman saludó amablemente con Paire, sin referencias al bochorno.

El argentino avanzó, por tercer año consecutivo, a la segunda ronda del major británico (en 2019 llegó a la tercera ronda, donde perdió con el italiano Matteo Berrettini).

Diego Schwartzman tuvo un gran debut en Wimbledon, más allá del papelón de Benoit Paire
AELTC/EDWARD WHITAKER


Diego Schwartzman tuvo un gran debut en Wimbledon, más allá del papelón de Benoit Paire (AELTC/EDWARD WHITAKER/)

Ante Paire, los registros del último campeón del ATP de Buenos Aires fueron los siguientes: sin aces ni doble faltas, logró el 63% de primeros servicios, ganando el 79% de puntos con el primer saque y el 68% con el segundo. El Peque logró 16 winners y apenas cometió cinco errores no forzados.

El próximo rival de Schwartzman será el británico Liam Broady (143°; recibió una invitación y en la primera ronda batió al italiano Marco Cecchinato). Será el primer enfrentamiento entre ambos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.