Diego Maradona Jr., con LA NACION: “Recibir la ciudadanía argentina es algo que busqué durante 34 años y medio”

Elisabetta Piqué
·7  min de lectura
Diego Jr. y su hijo Diego Matías, posan junto a la cónsul general, Ana Tito y a la bandera argentina (Prensa Consulado argentino en Roma)
Diego Jr. y su hijo Diego Matías, posan junto a la cónsul general, Ana Tito y a la bandera argentina (Prensa Consulado argentino en Roma)

ROMA.- El parecido es impresionante. Su tonada porteña y su lunfardo, también. A cuatro meses de la muerte de su padre, Diego Armando Maradona, su hijo napolitano, Diego Armando Maradona Junior, recibió hoy la nacionalidad argentina. “La verdad es que es algo que busqué por 34 años y medio”, aseguró, transmitiendo una felicidad enorme.

Diego Jr, a tres meses de la muerte de Maradona: “Siempre me pedía perdón”

Nacido el 20 de septiembre de 1986 de la relación extramatrimonial que su “viejo” –como lo llama, con amor incondicional- tuvo con Cristiana Sinagra en sus años de gloria napolitana, Diego Armando Junior, que vive en Nápoles, llegó al consulado general de Roma de la Via Barberini, pese a las restricciones vigentes en Italia por coronavirus. Viajó en auto hasta la capital, acompañado por su mujer, Nunzia y sus dos chiquitos, Diego Matías (casi 3) e India Nicole (1 año y medio), a quien acaricia con mucha dulzura mientras duerme en el cochecito. “Si me paraba la policía tenía la autocertificación con un buen motivo para moverme a otra región”, dice. “Aunque la verdad es que cuando la policía me para, normalmente por el parecido con mi viejo al final suelen pedirme que me saque una foto con ellos”, agrega, riendo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Después de una ceremonia presidida por la cónsul general, Ana Tito -a la que participaron a través de una videoconferencia el canciller, Felipe Solá y el embajador argentino en Italia, Roberto Carlés-, vestido para la ocasión de traje azul eléctrico, Diego Junior –con aritos, anillo de brillantes y diversos tatuajes, como solía tener su papá-, tuvo un mano a mano más que afable con LA NACION. Y habló de todo. Dijo que quiere viajar a la Argentina “lo antes posible” para despedirse de su viejo, describió la relación “muy linda” que tuvo con él pese a un reconocimiento tardío, de la relación con sus hermanas, del tema de la herencia, así como de la investigación penal sobre la repentina muerte de su papá, el 25 de noviembre del año pasado, por la que espera justicia.

Diego Jr. firma la documentación; oficialmente es ciudadano argentino. (Prensa Consulado argentino en Roma)
Diego Jr. firma la documentación; oficialmente es ciudadano argentino. (Prensa Consulado argentino en Roma)


Diego Jr. firma la documentación; oficialmente es ciudadano argentino. (Prensa Consulado argentino en Roma)

Diego Armando Junior, que es comentarista radial y entrenador de fútbol, además de recibir la nacionalidad argentina, se comprometió a difundir la campaña con la que el gobierno busca a los 350 nietos de desaparecidos que faltan. “Para mí es un orgullo enorme poder ayudar al gobierno argentino a encontrar personas que buscan su propia identidad”, aseguró el hijo napolitano de Diego, que contó que ahora espera que también sus hijos reciban la ciudadanía y que no descartó un día irse a vivir a la Argentina.

-¿Qué estás sintiendo en este momento?

-Estoy muy emocionado. La verdad es que es algo que busqué por 34 años y medio. Es un logro que pude obtener gracias a la cónsul (Ana Tito), a toda la gente del consulado acá en Roma que trabajaron de manera increíble. No sé, hoy es uno de esos días en los que es muy complicado encontrar la palabra justa para la emoción que uno tiene... Estoy muy feliz...

-¿Cuándo pensás ir a la Argentina?

-Ahora es bastante complicado, pero sí, obviamente quiero ir a despedir a mi viejo, que no lo pude despedir , pero sí, la idea es ir lo antes posible, con mi señora y mis dos hijos. Pero ahora estamos enfrentando una pandemia que la verdad que es muy difícil.

-¿Cuándo fue la última vez que estuviste en la Argentina?

-Noviembre 2019, hace un año y medio. Después explotó la pandemia y no pude ir y después tenía a la nena recién nacida...

-¿Tu papá pudo conocer a tus chicos?

-Sí... Mi viejo era el padrino del más grande, de Diego Matías y la madrina es mi hermana Jana. A la nena lamentablemente no la conoció, porque no podía viajar por ser recién nacida... Después vino la pandemia, todo el quilombo y no pudimos ir.

Diego y Diego Jr. abrazados y felices
Diego y Diego Jr. abrazados y felices


Diego y Diego Jr. abrazados y felices

-Tu papá te reconoció tarde, a los 29 años... ¿Cómo describís esta relación tardía que tuvieron?

-Yo con él siempre tuve una relación linda, positiva, en el sentido que mucha gente que estaba al lado nuestro nos decía siempre que no se notaba que por 29 años no tuvimos relación. Yo tuve siempre una relación muy honesta, muy linda con él . Yo le decía las cosas que pensaba, él igual. Y él me daba consejos. Yo, la verdad, en los años que pude estar al lado suyo, fui feliz. Lo disfruté mucho a mi viejo y la verdad es que es por eso que lo extraño tanto.

-Además sos el primogénito - y se nota- de cuatro hermanos...

-Por ahora...

-Sí, por ahora. ¿Cómo te llevás con ellos, tenés diálogo, cómo es la relación con tus hermanos?

-Mirá, yo tengo una relación muy linda con Jana, siempre tuve una gran relación con ella. Ella viene acá a Italia casi todos los años, yo cuando estoy en la Argentina paso mucho tiempo con ella... Con Dalma y Giannina ahora, desde que murió papá, tenemos un grupo whatsapp. Con Giannina tuve más diálogos porque la conocí también cuando papá estaba bien, con Dalma un poco menos... Y Diego Fernando todavía es chiquito...

Diego Junior posa feliz junto a su eposa Nunzia y sus dos hijos, Diego Matías (casi 3) e India Nicole (1 año y medio)
Diego Junior posa feliz junto a su eposa Nunzia y sus dos hijos, Diego Matías (casi 3) e India Nicole (1 año y medio)


Diego Junior posa feliz junto a su eposa Nunzia y sus dos hijos, Diego Matías (casi 3) e India Nicole (1 año y medio)

-Con tu mamá, con Cristiana (Sinagra) ¿cómo fue la relación? Recuerdo que cuando le dieron la ciudadanía honoraria en Nápoles a tu papá, el 3 de junio de 2017, después fueron todos juntos a comer...

-Con mi vieja desde cuando, entre comillas, se arregló la situación, sí se encontraron, hablaron. No tenían relación, pero se vieron ese día y no se vieron más. Pero para mí fue muy importante que pudieran hablar ellos dos después de tantos años, esa vez.

-El tema herencia, que es medio complejo ¿cómo lo estás viviendo? ¿Te interesa?

-El tema no es tan complicado como lo están armando los medios. Seguramente existen algunos problemas, que estamos enfrentando, como la falta de documentación de parte del apoderado de mi viejo, Matías Morla, que no nos dio muchas informaciones. Me preguntaste si me interesa la herencia: me interesa obviamente porque yo voy a luchar por lo que es mío y por lo que es de mis hijos. Y por eso voy a luchar, olvidate. Pero obviamente no es la cosa que me interesa más. Me interesa más tener novedades sobre la causa penal .

-Esa es justamente la otra pregunta: ¿al final te hiciste alguna idea?

-Mirá, hacerme una idea es complicado porque imaginate que yo vivo a 15.000 kilómetros y hacerme una idea es imposible. Creo que se están haciendo todas las investigaciones que se tienen que hacer, nosotros vamos a apoyar todas las investigaciones con mi abogado que es el doctor Rey, estamos presentes en todos los expedientes y te aseguro que si hay culpables en esta historia, van a pagar. Esto es seguro porque yo no paro hasta que no la paguen (los culpables).

-¿Tu intuición es que fue abandonado?

-Para mí es más importante saber qué pasó, que mi intuición . Pero seguramente yo tengo una posición tomada, creo que algunas personas se equivocaron, pero eso lo dirá la justicia. No soy yo el que lo tiene que decir.

-Ahora que cumpliste el sueño de ser argentino ¿pensaste algún día irte a vivir allá?

-Vivimos con mi señora un año en la Argentina y estuvimos muy cómodos. Acá tenemos ahora a gran parte de la familia. Pero la verdad es que no descarto un día ir a vivir a la Argentina. Argentina es mi casa.