Diego Cavanagh y Francisco Elizalde, los nuevos laderos de Adolfito Cambiaso para mantener en alto a La Dolfina

Alejandro Panfil
·8  min de lectura

Diego Cavanagh y Francisco Elizalde cuentan que manejaban la misma información que el resto del mundo del polo. Nada más sabían de una posibilidad latente de salida de Juan Martín Nero y Pablo Mac Donough de La Dolfina, lo mismo que podía ya haber leído o escuchado cualquier polero de a pie. Hasta que, poco después de que los dos cracks de La Dolfina sellaron su partida a RS Murus Sanctus, tuvieron, ahí sí, la primicia, ya que al mismo tiempo recibieron la invitación de parte de Adolfito Cambiaso y David Stirling para sumarse a la nueva versión de un equipo que es considerado por muchos como el mejor de la historia.

Así como ninguno de los dos quería adelantarse a los hechos ante las especulaciones, tampoco dudaron un instante en dar el sí a la convocatoria más importante de sus vidas deportivas. Fueron algunos mensajes, unas llamadas, y un par de asados en Estados Unidos, donde están compitiendo por estos días, para ponerse de acuerdo en ciertas pautas generales y el resto de los detalles quedarán para cuando estén los cuatro en Argentina. Lo concreto es que La Dolfina 2021 ya tomó forma y por ello hay mucho entusiasmo en sus dos nuevos integrantes.

A los 34 años, Diego Cavanagh confiesa que está viviendo algo impensado, pero se percibe que es un hecho bastante lógico si se tiene en cuenta que ya era un jugador de la casa. Hasta hace un mes y medio jugaba en La Dolfina Polo Ranch junto a Guillermo Terrera, Alejo Taranco y Juan Britos, con quienes estuvieron a punto de eliminar a Ellerstina y jugar su primera final del Abierto de Palermo. Tendrá revancha personal, seguramente, pero ya junto al mejor jugador del mundo, con quien ya compartió formación y ganó en el exterior.

"Sí, por suerte con Adolfito nos ha ido muy bien afuera", recuerda para LA NACION quien, vistiendo la camiseta de Valiente, ganó con Cambiaso la Copa de Oro de la USPA y el All Star Challenge, primer torneo que se disputó por la World Polo League y en la actualidad compite con Tamera en Palm Beach. Pero claro, jugar en el mismo equipo en la Argentina y por la Triple Corona es el anhelo de todo polista, ese que está a punto de cumplir: "De chico siempre soñás jugar el Abierto. Yo siempre lo veía a Adolfito jugarlo y él era el ídolo de casi todos los chicos de mi generación. Hoy, poder tener la posibilidad de jugarlo con él es un sueño, ya que cuando empecé a dedicarme al polo no me lo esperaba, no me lo imaginaba, así que estoy muy contento y entusiasmado con esta oportunidad. Y claro, muy agradecido con él y con Pelón por la invitación".

Conmoción en el polo. Nero y Mac Donough se van de La Dolfina a Murus Sanctus: qué hará Adolfo Cambiaso

"Creo que estoy en mi mejor momento, por los compañeros que tengo y por los equipos en que tuve la suerte de estar, ya que pude jugar afuera con el Sapo (Caset) y con Hilario (Ulloa) que es mi cuñado, todos 10 goles. La verdad que pude estar en equipos competitivos en todos los lugares del mundo y eso es lo que te lleva a estar compitiendo en lo más alto", se autoevalúa Fran Elizalde, de 32 años. El ahijado de Eduardo "Ruso" Heguy hizo una gran explosión en los últimos dos años, con actividad en la Triple Corona jugando en La Albertina y siendo parte de la primera formación de RS Murus Sanctus, un conjunto con jerarquía y ambiciones junto a Facundo Sola, Guillermo Caset y Alfredo Cappella Barabucci. Con ellos llegó a la final del Abierto de Hurlingham, en la que perdieron 16-11 ante Ellerstina, y provocaron la primera derrota de La Dolfina (14-13) en Palermo luego de ocho años y 34 partidos.

Francisco Elizalde tuvo un muy buen 2020 en Murus Sanctus; le valió la convocatoria a nada menos que La Dolfina.
Fuente: LA NACION - Crédito: Sergio Llamera

El plan de la empresaria francesa Corinne Ricard es seguir subiendo y dar el golpe en la Triple Corona. Por ello, redobló la apuesta para 2021 contratando a dos de los cuatro fantásticos del equipo de Cañuelas, nada más ni nada menos que los siempre codiciados Juanma Nero y Pablo Mac Donough. Y ante estas contrataciones, ya no hubo lugar para Elizalde, que de ninguna manera se lo tomó a mal, porque, aclara, entiende como es la dinámica del polo de alto nivel.

De todos modos, lo mejor estaba por venir: lo esperaba el campeón de las últimas ocho ediciones del Abierto de Palermo: "Yo venía hablando bastante con Pelón, con el que tengo muy buena relación y soy bastante amigo, jugamos el año pasado juntos en Estados Unidos. Y me preguntó: '¿Estarías para jugar con nosotros?' Y al rato me escribió Adolfito. La verdad que fue tremendo".

Más allá de que ya es un hecho su participación en la temporada 2021, desde Palm Beach, donde fue a disputar la Gaunlet Polo con Sapo Caset y el equipo Tonkawa, cuenta que todavía no lo puede creer, y que a veces su padre le recuerda que está por compartir equipo con el mejor de todos. "Mi viejo me dice 'bol..., vas a jugar con el Diego'. Está como loco", expresa aún emocionado.

-¿Y ese primer llamado de Adolfito cómo fue?

-F. E.: Con Adolfito la mejor. Me dijo "es un placer jugar con vos" y yo le digo:"¿Estás jod...? ¡El placer es mío, que voy a jugar con ustedes!".

Adolfo Cambiaso se quedó sin Juan Martín Nero y Pablo Mac Donough para 2021; tardó poco en decidirse por Cavanagh y Elizalde para reemplazarlos.
Fuente: LA NACION - Crédito: Sergio Llamera

Una nueva etapa para La Dolfina, que ya sin su formación estelar buscará llegar a lo más alto con su primer cambio en muchos años. "Era muy lindo verlos jugar y se va a extrañar verlos a los cuatro juntos. Creo que cualquiera al que le guste el polo va a extrañar verlos esta temporada", lamenta Cavanagh como admirador, sabiendo que como profesional la separación de ese equipo le dio una gran oportunidad. Y aunque parezca muy difícil reemplazar a Nero y Mac Donough, tanto Cavanagh como Elizalde ya saben cómo quiere jugar Adolfito y es por ello que la formación está definida aun sin haber tenido una práctica juntos.

"Lo más probable es que juegue yo de back, Pelón de 3, Fran de 2 y Adolfito de 1, pero yo a donde me digan voy, a donde se sientan más cómodos Pelón y Adolfito, que son la experiencia, y nosotros nos adaptaremos a lo que mejor piensen ellos que funcionaremos", adelantó Cavanagh, con la total predisposición a jugar donde se lo requiera. "Hablamos un poco de las posiciones y Adolfito dijo desde un primer momento que él quería seguir jugando de 1 y yo la verdad que voy a seguir jugando de 2 y Pelón quería pasar un poquito para atrás, así que creo que las posiciones ya están fijas", coincide Elizalde, siempre admirador de Nachi Heguy.

Ambos están abocados a armarse de caballos para estar lo mejor montados posible para afrontar el mayor desafío de sus carreras polísticas. "Con este nuevo proyecto tenemos que tratar de estar lo mejor posible en caballos porque hay organizaciones muy buenas y muy fuertes. Más que nada, en este tiempo hay que enfocarse en conseguir caballos, sumar para la temporada y después ya llegará el momento de jugar", advierte Cavanagh. "Hablamos con Adolfito y Pelón de tratar de organizarnos mejor, de buscar caballos, llamar gente, lo que sea necesario para poder estar a pleno en la temporada", se entusiasma Elizalde.

Kerry Packer, "el Rey de las propinas": las locuras de un magnate que amó la Argentina

Los dos nuevos integrantes del multicampeón con base en Cañuelas tienen 9 goles de handicap, con lo cual La Dolfina pasará de 40 a 38, quedando en medio de un pelotón de equipos con chances similares de pelear por los títulos de la Triple Corona y especialmente en el Abierto de Palermo, si se tiene en cuenta que Ellerstina y RS Murus Sanctus tienen 39 y La Natividad 36.

-¿Se abrió el juego en la Triple Corona? ¿Ahora hay varios candidatos más al título?

-D.C.: Este año creo que hay equipos muy buenos e incluyo a La Natividad entre ellos porque me parece un equipazo. La Dolfina dominó el polo en esta última era y al separarse lógicamente se abrió más el juego, pero lo positivo es que creo que van a haber muchos partidos divertidos para ver este año.

-F.E.: Yo coincido, creo que se armaron cuatro equipos muy buenos, muy competitivos, al desarmarse La Dolfina, que era el campeón de los últimos ocho Abiertos de Palermo. Imagino que ahora esos equipos ven Palermo con muchas más chances. Ellerstina, que ya está armado y consolidado, parte con un poquito de ventaja, pero sí, la verdad es que quedaron cuatro equipos muy competitivos. Y también el resto de los equipos están bien, porque salen muy buenos partidos. Y creo eso le hace muy bien al polo.

"Hay que aprovechar esta oportunidad lo mejor que se pueda", avisa Cavanagh, mientras que Elizalde ya se anima a soñar despierto: "En lo personal, voy a tratar de ganar todo. Imagino y deseo que se termine la pandemia y poder festejar Palermo con toda mi familia". Así piensan los nuevos integrantes de La Dolfina. Llegan con mentalidad ganadora y ambición de títulos en lo inmediato, algo con lo que seguramente estarán de acuerdo con Adolfito y Pelón, dos campeones por naturaleza.