El Diamante Azul arranca el año como campeón

·2  min de lectura

Gabriel Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, enero 9 (EL UNIVERSAL).- Ser campeón nacional completo llegó a convertirse en una obsesión para el Diamante Azul, quien tras desaprovechar la oportunidad de ganarlo en la eliminatoria que armó el Consejo Mundial de Lucha Libre para conseguir al nuevo monarca, no perdió de vista a El Terrible, quien después de varias defensas ante el enmascarado, tuvo que entregarle el fajín.

Fue el pasado 25 de septiembre en una función a puerta cerrada en la Arena México, cuando la suerte le sonrió al científico. "Es un orgullo porque se trata de uno de los cinturones con más historia en la lucha libre mexicana".

Lo consiguió en su quinta oportunidad ante el regio, así que una vez alcanzado el objetivo, confía en defenderlo muchas veces en este 2021. "Lo que viene es conservar el campeonato en la cintura como verdadero campeón. Hay que prepararse más porque lo tienes y debes mantenerlo, estoy listo para todos los rivales que me reten".

Tal vez disfruta tanto su momento, porque tanto en el 2019 como parte del 2020, vivió una pesadilla, alejado de los encordados. "Tuve una hernia y me fue muy mal, ya que al mes de esa lesión, se dio una ruptura de tabique, así que tuve dos cirugías en 2019. Estuve usando una careta para el rostro y una faja para la hernia. Fue incómodo luchar con estos artículos al principio y no estaba en mi mejor forma. Después llegó la pandemia del Covid-19 y nos frenó el ritmo, pero ahora vamos para adelante, confiando en regresar".

Sin rivales. Más allá de la presunción, ser un luchador tan grande y de buen tonelaje, complica su actividad en un elenco lleno de pesos pequeños, así que no puede darse el lujo de escoger a sus rivales. "Es complicado, como todo en la vida tiene ventajas y puede ser contraproducente. Un ejemplo claro es cuando llega algún luchador extranjero, soy el primero que los enfrenta (una ventaja). Además de tener la virtud de superar a tus rivales con mayor facilidad, pero la desventaja son las lesiones, ya que las caídas son más fuertes, los golpes más duros y las fracturas cuestan mayor recuperación. Además, al ser peso completo todos te quieren eliminar primero".