Di María se redime con los argentinos y marca gol del triunfo en la final de la Copa América

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

BUENOS AIRES, 10 jul (Reuters) -La consagración del seleccionado de fútbol de Argentina luego de 28 años de sequía valió también el primer título para una generación de futbolistas que tuvieron su redención, como el astro Lionel Messi, y para el extremo Angel Di María posiblemente más que para ningún otro.

Di María anotó el único gol de la final en la cual Argentina hizo historia al vencer a Brasil en su casa, en una gesta comparable a la de Uruguay en el Mundial de 1950, el famoso "Maracanazo" en el mismo estadio de Río de Janeiro.

"Inolvidable. Él (Messi) me decía gracias a mí, yo a él. Leo me dijo que esta era mi final. La revancha por las que no pude jugar. La de Chile, la de Estados Unidos (las ediciones 2015 y 2016 de la Copa América), la de acá (Mundial 2014). Las revanchas son así. Se ve que tenía que ser hoy", dijo Di María tras el partido.

“Ganarle a Brasil y ganarle acá, la Copa era de Argentina, lo dijo Leo antes del partido, vinimos acá y ya estaba dicho, teníamos que ganarla acá y se ganó”, agregó.

La carrera en velocidad a las espaldas de la defensa brasileña y la definición con categoría por encima del meta Ederson, luego de un pase largo de Rodrigo De Paul, también dio revancha al delantero del Paris Saint Germain.

Lesiones en partidos decisivos, con ausencia en los duelos clave del Mundial de 2014 en el cual Argentina cayó en la final ante Alemania al minuto 113, eran una corona de espinas para el "Fideo".

En la final ante Brasil, una torcedura de tobillo minutos después del gol hizo recordar su pesado historial, pero finalmente resultó una falsa alarma para alivio del equipo argentino y para su tranquilidad personal.

Di María, de 33 años, formó parte de varias de las siete finales perdidas por Argentina en los últimos años, mientras que en el inicio del ciclo actual del entrenador Lionel Scaloni estuvo marginado de las convocatorias como parte de una renovación generacional.

En la Copa América, el delantero jugó seis partidos, pero hasta el choque ante Brasil apenas uno había sido como parte del equipo titular pese a su buen rendimiento ingresando desde el banco. La aparición en el 11 inicial dio sus frutos gracias a su gol, el título y la redención.

El único título de Di María con la "albiceleste" había sido en los Juegos Olímpicos de 2008 en Pekín, con el seleccionado Sub 23, con victoria 1-0 en la final ante Nigeria con un gol suyo.

"Antes del partido le había dicho (a De Paul) que el lateral se dormía en la marca. Pase perfecto, la controlé, ví al arquero adelantado. Salió como en el partido ante Nigeria en los Juegos Olímpicos", agregó Di María

(Reporte de Ramiro Scandolo en Buenos Aires, reporte adicional de Hernán Nessi. Editado por Javier Leira)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.