Di Grassi desconoce motivo de su éxito

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 15 (EL UNIVERSAL).- Lucas Di Grassi, el ganador de dos de los cuatro E-Prix de México, no sabe a qué se deben los buenos resultados que obtuvo en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

"Me gustaría tener una respuesta concreta, pero es que han sido tantos cambios en el auto y otros en el circuito, que es difícil encontrar un patrón para decir por qué ha pasado esto", menciona.

La edición de este año no será la excepción. Por primera vez en México, sólo se utilizará un monoplaza debido a que la batería ahora rinde más y ya no será necesario correr en dos autos.

Mientras que el circuito del Autódromo no tendrá la última chicana y la recta principal será más larga, lo que propiciará que los autos obtengan mayor velocidad en esa parte de la pista.

"A la gente le gusta esta carrera, también a los organizadores. Espero que pueda continuar", sostuvo el brasileño, quien también registra un título en el serial.

El E-Prix de la Ciudad de México está en su último año de contrato con la Fórmula E. Los organizadores, incluso, reconocieron que la carrera está en peligro si es que no logran un nuevo contrato para mantenerla hasta 2021.

"Para los pilotos latinoamericanos que hemos disputado este E-Prix, México significa correr en casa al igual que hacerlo en Santiago de Chile. En mi caso no hay carrera en Brasil, por eso me siento tan cómodo de hacerlo en México. Ojalá algún día pueda hacerlo en mi país", añade Di Grassi.

Por ahora, el brasileño buscará volver a coronarse en casa, como ya lo hizo en 2017 y 2019.

Qué leer a continuación