Detestaba el fútbol, pero tuvo un papel decisivo en el Real Madrid: así es la relación de Zidane con su esposa Véronique

LA NACION
lanacion.com

Si de matrimonios incondicionales se trata, el que lleva el entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane(47), con la exbailarina Véronique Fernández Ramírez (48), hace más de 25 años, es un perfecto ejemplo de fidelidad y sostén.

Se conocieron hace más 30 años, en 1989, en un local parisino, mientras ella estudiaba danza clásica y baile moderno en la capital francesa y él jugaba en Associación Sportive de Cannes.

Según contó en una entrevista una prima de Véronique, Zinedine tenía 17 años, ella, 19 y fue amor a primera vista: "Nada más verla, él dijo que tenía delante al amor de su vida. Y así hasta hoy".

Después de cuatro años de estar de novios, decidieron casarse en 1994 en la ciudad francesa Bordeaux.

Las raíces de la mujer de "Zizou" son españolas: sus padres tuvieron que emigrar en los años 60 al sur de Francia desde un pueblo de Almería por falta de trabajo. Allí, en Rodez, una comuna francesa ubicada en el departamento de Aveyron, nacía tanto Véronique como su hermana, Sandrian.

Si bien vivió casi toda su vida en Francia , la entonces bailarina y estudiante de Biología se destaca también por su habilidad con los idiomas. Es que, además de francés, habla español, italiano e inglés.

Aunque ambos son bastante reservados con su vida personal, la prensa española los describe como muy compañeros entre sí. Aparte de un vínculo insoslayable, supieron formar una gran familia. Tienen cuatro hijos: Enzo (24), Luca (22), Theo (17) y Elyaz (14).

El rol de Véronique fue crucial, dicen, en el pase de Zidane al Real Madrid, en 2001. De hecho, una declaración del entonces presidente de la Juventus de Turín, Giovanni Agnelli, al diario italiano La Stampa (1999), lo demuestra: "Quiero retener a Zidane, pero su mujer es la que manda. El problema es ella y yo no puedo hacer nada al respecto. Zidane está bajo el control de su esposa", declaraba el directivo.

En tanto, el jugador francés manifestaba: "La familia es lo primero para mí. Y los míos no están bien en Turín. Mi mujer es española, de Almería, y desea volver a su mar andaluz".

Allí, en Almería, deciden pasar algunas vacaciones, sobre todo en la playa, para visitar a los abuelos de Véronique. Un matrimonio que no renuncia a sus raíces. Ibiza también es un destino escogido por los Zidane, que disfrutan, casi todos los años, de los paisajes mediterráneos para subirse a bordo de un yate y relajarse.

Joyeux anniversaire mon [R][R][R][R][R]

Una publicación compartida de zidane (@zidane) el 20 Mar, 2019 a las 12:30 PDT

Así como las decisiones de la estrella del fútbol parecen estar bajo aprobación de su compañera, también cuentan con su necesario apoyo. Su amor traspasa las redes sociales, un espacio que suelen usar para dedicarse románticas fotos y, cada tanto, algún cariñoso mensaje.

Quizás una de las mayores muestras de amor de Véronique hacia su esposo sea haberse amigado con el deporte que transpira su familia. Es que hace un tiempo se animó a declarar: "Mi padre nos obligaba a ver fútbol, pero yo hacía todo por no hacerlo, lo detestaba. Incluso cuando conocí a Zinedine ni siquiera sabía las reglas. Zinedine fue quien me enseñó todo sobre el fútbol y desde que empezamos nuestra relación, el fútbol comenzó a interesarme".

Qué leer a continuación