Despiden a un delegado afectado de radiación

LA NACION

El Sindicato de Luz y Fuerza de Zárate denunció un accionar "perverso e inhumano" de Nucleoeléctrica Argentina SA (NASA), la empresa estatal que controla las centrales nucleares Atucha I y II y Embalse, tras el despido de su secretario adjunto, Damián Straschenco, quien en mayo de este año denunció que fue envenenado con material radioactivo.

En la empresa confirmaron el despido a LA NACION, pero lo desvincularon del episodio del envenenamiento. Dijeron que Straschenco fue despedido junto a otros cuatro trabajadores por un hecho anterior: el robo de insumos de la central Atucha I, que dijeron tener probado con cámaras de seguridad y testimonios a partir de un sumario interno. Indicaron que esas pruebas permitieron lograr en agosto el desafuero del gremialista en la Justicia.

"Perverso y antihumano es el accionar de la empresa estatal controlante de las centrales nucleares Atucha I y II, con anuencia de autoridades judiciales y la administración política actual", denunciaron en el sindicato de Luz y Fuerza de Zárate, seccional distanciada con la conducción nacional. Agregaron que NASA nunca aportó los videos y testimonios del robo a la Justicia.

El sindicato apuntó contra el cambio de carátula de la investigación, por "intento de homicidio" contra Straschenco, que lleva adelante el juez federal Andrés González Charvay. Cuestionó que el magistrado rotuló el expediente como intento de sabotaje y aceptó a NASA como querellante. En mayo, Straschenco denunció que alguien puso deliberadamente agua pesada en una botella que tenía en su oficina. "El sumario contra el delegado gremial y otros cinco empleados se inició en enero de 2015, luego de que se detectara que durante dos noches sacaron insumos de la empresa", explicó a LA NACION Mabel Barbas, subgerenta de Relaciones Institucionales de NASA.