Despiden con cariño y anécdotas al "Tigre" Sepúlveda

·3  min de lectura

GUADALAJARA, Jal., mayo 20 (EL UNIVERSAL).- En el sepelio de Guillermo "Tigre" Sepúlveda se recordaron muchas anécdotas, entre las que sobre sale la de la playera que le aventó al América en Ciudad universitaria y recordó su hijo del mismo nombre, que su padre les dejó un gran legado, que recordarán con mucho cariño. "Mi padre, qué les puedo decir sobre su carrera, ya la saben todos. Fue un jugador entregado con 11 mexicanos, como padre fue el mejor padre, el mejor hermano, abuelo, amigo de todos sus compañeros. Estamos tranquilos porque fue muy feliz, viajó mucho, jugó mucho y hasta Pelé se llevó un recuerdo de mi padre. Estamos bien, mi madre bien y orgullosos de él".

El "Tigre" aseguró su hijo que fue muy hogareño, que siempre buscó darles el mejor ejemplo de vida, cerca de quien lo necesitara y con un carácter fuerte, que con el paso de los años, lo transmitió a todos sus hijos. "Siempre fue una persona fuerte, nos dejó honestidad, humildad, siempre vivió donde mismo, nos dejó valores, lealtad y todo eso, para nosotros como familia en mi caso que soy su único hijo varón, a mis hermanas, nos dejó todo esto que nos enorgullece. Nos hizo fuertes".

Guillermo Junior dijo que en la enfermedad se comportó como el hombre fuerte que siempre se vio en la cancha, jamás se le vio débil aunque su padecimiento era doloroso, no quiso atenciones en demasía. "Le afectó un tema del riñón, se le complicó y no pudimos hacer mucho por su propio carácter, ya que no se dejaba hacer una hemodiálisis, nos decía que no quería eso, quiero estar en la casa. Curiosamente nos juntamos antes de su muerte, sin saberlo, su liderazgo nos reunió en algo que fue impresionante y a su único hermano, de los ocho que tenía el único que queda estuvo cuando falleció y entonces vimos que en su agonía fue líder. Estuvimos en casa, no sufrió, se quedó dormido, dentro de lo cabe fue bien porque no queríamos que sufriera".

Recordó Guillermo junior que sus últimas palabras que le tocó escuchar, salieron con carácter, fiel a su estilo, le dijo que ya no quería chiqueos, que lo dejaran tranquilo. "Sus palabras, con lo fuerte que fue, en la última noche que dormí con él porque me tocó, me dijo 'ya quítate de aquí'. Platicábamos mucho, ya en los últimos días esto no era tan posible pero cuando pudo, nos contó muchas anécdotas de su vivencia con el campeonísimo, que a Salvador Reyes lo quería como un hermano y ahora se unirán en el cielo, junto a sus compañeros que lo esperan".

El junior precisó que la anécdota que no faltaba cuando podía, era la de la camisa que le dejó al América en un campeón de campeones que ganaron y que en ese cotejo se fue expulsado. "Esa no faltaba, la charlaba con mucho orgullo, que les aventó su playera al América y que le daba gusto que la afición lo recordara con cariño. Marcelo Michel Leaño y Mariano Varela, estuvieron con nosotros en el sepelio y platicamos una anécdota, cuando en un viaje con Selección, le dijo como capitán a Ignacio Trelles, que una hélice del avión no funcionaba y que la respuesta de Nacho fue épica, al decirle 'usted se sienta y no dice nada. Cállate ve a tu lugar'". Guillermo Sepúlveda agradeció que a toda la afición las muestras de cariño que le han dado los aficionados en redes sociales tras el adiós de su padre.