La desconocida anécdota que involucra a Sebastián Domínguez, Oscar Ruggeri y Carlos Bilardo

·3  min de lectura
Oscar Ruggeri dialoga con Carlos Bilardo en el predio de Ezeiza
Twitter @leamaza

Sebastián Domínguez vistió la camiseta de la Selección Argentina entre los años 2009 y 2014, durante las direcciones técnicas de Diego Maradona y Alejandro Sabella. De hecho, su debut se produjo con el propio “Pelusa” al mando del equipo ante la selección de Brasil en el Gigante de Arroyito, en una recordada derrota por 3 a 1 en el marco de las Eliminatorias Sudamericanas al Mundial 2010.

Kaká (4 de septiembre de 2009): la Argentina sufrió mucho la eliminatoria para Sudáfrica 2010; Brasil goleó por 3 a 1 al equipo de Maradona en Rosario; el exquisito mediocampista brasileño (el mejor del mundo en 2007), durante la práctica del día anterior al partido en el Gigante de Arroyito
Kaká (4 de septiembre de 2009): la Argentina sufrió mucho la eliminatoria para Sudáfrica 2010; Brasil goleó por 3 a 1 al equipo de Maradona en Rosario; el exquisito mediocampista brasileño (el mejor del mundo en 2007), durante la práctica del día anterior al partido en el Gigante de Arroyito


Kaká (4 de septiembre de 2009): la Argentina sufrió mucho la eliminatoria para Sudáfrica 2010; Brasil goleó por 3 a 1 al equipo de Maradona en Rosario; el exquisito mediocampista brasileño (el mejor del mundo en 2007), durante la práctica del día anterior al partido en el Gigante de Arroyito

En ese momento, además, el director de selecciones nacionales, por decisión del presidente de la AFA Julio Grondona, era Carlos Salvador Bilardo, quien hoy cumple 83 años. En ese tiempo, por su cargo, su presencia en el ámbito del equipo “Albiceleste” era una constante. Incluso, algunos se atrevían a decir que el Doctor “armaba” el once de Maradona.

Sebastián Domínguez estalló contra F90 por los temas que se tratan y el “Pollo” Vignolo lo defendió

“A mí nunca me habló el, siempre me tenía ahí. Siempre sentí como que no me quería”, confesó este martes Domínguez acerca de su vínculo con el “Narigón”. “Antes del partido con Brasil, me agarró en el túnel, me da vuelta y me dice: vos jugas muy adelantado en Vélez y acá no es lo mismo. ¿Sabés lo que son estos pibes? Yo salía a la cancha y me quería morir. ¿Qué hago acá? ¿Justo ahora me lo decís? Estuvimos una semana”, evocó el exjugador.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En ese tiempo, también, algo tímido y preocupado por sus actuaciones en el equipo, Domínguez contó que una vez se topó con su actual compañero de programa, Oscar Ruggeri, quien estuvo muy cerca de ser ayudante de campo de Maradona, que estaba junto con el propio Bilardo”: “Me ve entrar y me dice: Domínguez, ¿cuánto medís? No sé, 1,83, 1,84. ¿Ves que es boludo? (Me tenés que decir) 1,90, y después yo me tengo que fijar”.

Entrenamiento del seleccionado argentino en el Centro de Alto Rendimiento de La Universidad de Pretoria a puertas abiertas. Para la copa mundial FIFA de futbol Sudafrica 2010. Diego Armando Maradona DT. de la seleccion y Carlos Bilardo . El  06_06_2010

Foto: FABIAN MARELLI_ENVIADO ESPECIAL
Archivo


Entrenamiento del seleccionado argentino en el Centro de Alto Rendimiento de La Universidad de Pretoria a puertas abiertas. Para la copa mundial FIFA de futbol Sudafrica 2010. Diego Armando Maradona DT. de la seleccion y Carlos Bilardo . El 06_06_2010 Foto: FABIAN MARELLI_ENVIADO ESPECIAL (Archivo/)

NBA: culpó a un terremoto inexistente por un pésimo tiro libre y los rivales estallaron de risa

Finalmente, el exdefensor reveló una última historia que vivió con el técnico campeón del mundo en México 86′: “Cuando yo juego contra Brasil, perdemos 3 a 1 en cancha de Central. Juego el Superclásico de las Américas los cuatro partidos contra Brasil. Juego con el mejor Paraguay y contra Bolivia en la altura. Empatamos con Bolivia allá e íbamos a definir con Perú la clasificación, y yo juego. Salgo y (Bilardo) me espera último y me dice: siempre estuve esperando un partido así, nunca jugaste un partido fácil en la Selección, todos los que jugaste eran muy complicados y fue muy injusto tu paso por acá. Yo quería que vos tuvieras un partido así. Disfrutá mucho este momento, jugaste un partidazo. Yo dije: ya está, salí campeón del mundo”. Por último, Domínguez contó que al margen de su excéntrica personalidad, Bilardo “era un tipo muy querible” puertas adentro. “Un fenómeno”.