¿Derrumbar el Camp Nou? La propuesta de un candidato a presidente de Barcelona que impactó en el club

LA NACION
·3  min de lectura

Resta poco más de un mes para las elecciones presidenciales enBarcelona después de la estrepitosa salida de Josep Maria Bartomeu y su Comisión Directa a fines de octubre pasado. Hace una semana, la Comisión Gestora determinó que del 12 al 14 de enero se contarán las firmas y se proclamará candidatos a los aspirantes que consigan un mínimo de 2.257 avales, tras lo cual empezará una campaña electoral que culminará con los comicios del 24 de enero. Pero las propuestas circulan hace un largo tiempo y un precandidato sobresale con una idea que revolucionó al club: Agustí Benedito anunció que tiene en mente derrumbar el Camp Nou y construir un nuevo estadio.

Este lunes, en la presentación de su equipo directivo, Benedito informó que, en caso de ganar las elecciones, le propondría al socio la construcción de un nuevo estadio, desde cero, en dos posibles ubicaciones. "Construiremos un estadio nuevo. Vuelvo a 1953, a aquellos socios fueron capaces de construir el mejor estadio del mundo, el Camp Nou, pero ya no lo es y con el 'Espai Barça' tampoco lo sería. Y el mejor club del mundo merece el mejor estadio del mundo", apuntó.

El futuro de Messi, el gran tema de las elecciones de Barcelona: qué opinan los candidatos

Para el precandidato, la reforma prevista actualmente "podría acabar costando más que un estadio nuevo por completo". Ese nuevo estadio tendría dos posibles ubicaciones, donde está actualmente el Camp Nou o en la Ciutat Esportiva Joan Gamper. "Derribar el Camp Nou y construir el nuevo estadio en el mismo lugar conllevaría que durante unos tres años el Barça tendría que jugar en el Estadi Olímpic, ampliado para dar cabida al socio. O hacemos el esfuerzo, o nos estamos 8-9 años con obras y con incidencia en las asistencias", apeló.

"La segunda opción es hacer el estadio en la Ciutat Esportiva Joan Gamper y reubicar la Ciutat Esportiva. Se levantaría el mejor estadio del mundo a las puertas de Barcelona. En lugar icónico", comentó. Para ello, en los primeros 12 meses del mandato, promete hacer un nuevo referéndum, como el que en 2014 aprobó el 'Espai Barça'.

"Haremos un referéndum para que sean los socios del Barça quienes tomen la decisión de dónde se debe construir el mejor estadio del mundo, en Les Corts con el sacrifico de jugar en otro estadio, o en Ciutat Esportiva", concluyó Benedito, quien ya ha tenido dos participaciones en las elecciones presidenciales de la institución culé. En 2010 quedó en el segundo lugar con el 14,09% de los votos detrás del 61,35% que logró Sandro Rosell; mientras que en 2015 fue tercero, con el 7.16% de los votos, muy lejos del ganador Bartomeu (54,63%) y del segundo Joan Laporta (33,03%).

A pesar de que los socios aprobaron el proyecto Espai Barça en 2014, con un 72% de votos favorables, el acuerdo municipal, los permisos y la financiación lo demoraron más de lo esperado y la pandemia de coronavirus aportó lo suyo: con un coste de 815 millones de euros, estará financiado por un pool de bancos y entidades financieras, tanto nacionales como internacionales, lideradas por Goldman Sachs, y podría retomarse en el verano europeo de 2021 y finalizar en 2027. Pero todo quedó en pausa hasta las elecciones.

El proyecto le terminaría dejando un rédito al club de 150 millones de euros anuales y se divide en siete sectores: el Estadi Johan Cruyff (único punto acabado), el futuro Camp Nou con sus remodelaciones que aumentarían la capacidad de 99 mil espectadores a 105 mil, la urbanización exterior (ya está en marcha), el estacionamiento subterráneo, el Campus Barça, el complejo Nou Palau Braugrana, y, por último, la zona del Petit Palau, la Pista de Hielo y el estacionamiento para autobuses. Todo contará con edificios para el desarrollo social y económico del club, como un edificio de oficinas principales, un hotel y oficinas externas.

Fuente: DPA.