Hacer deporte en casa, una gran inversión

Marcelo Gantman
·3  min de lectura
El deporte practicado en casa, como consecuencia de la pandemia, representó un récord de inversiones para las compañías tecnológicas dedicadas al desarrollo de aplicaciones, dispositivos y softwares para la denominada industria del fitness en 2020
Fuente: Archivo - Crédito: Shutterstock

El deporte practicado en casa, como consecuencia de la pandemia, representó un récord de inversiones para las compañías tecnológicas dedicadas al desarrollo de aplicaciones, dispositivos y softwares para la denominada industria del fitness en 2020: 1.370 millones de dólares fue el financiamiento que recibió ese sector en los diez primeros meses del año. Ocho de las diez empresas que más inversiones recibieron se dedican a la generación de soluciones para hacer deportes y ejercicios en el hogar. Entrenar en casa es una práctica que luce como novedosa en tiempos de pandemia, pero desde la década del 80 con las clases en video de Jane Fonda, que tuvo diferentes niveles de popularidad. Antes con los VHS; ahora con aplicaciones en el teléfono.

En el período 2015-2020, las empresas "fitness tech" recibieron un total de fondos por 5.400 millones de dólares. Los datos surgen del reporte anual de SportsTechX, una consultora de investigación tecnológica en el deporte con origen en Alemania, que resume las inversiones que se hicieron a nivel global en 1.200 startups relacionadas con el deporte. Desde hace tres años consecutivos que el sector de las aplicaciones deportivas superan los mil millones de inversiones por año.

Mucho más que un juego: los esports, con nombre y apellido del deporte tradicional

Zwift, con 450 millones de dólares, fue la compañía que más dinero recibió en 2020. Se trata del sistema gamificado de entrenamiento y competencia de ciclismo indoor que permitió generar actividad y contenidos durante la pandemia. Algunos de los principales ciclistas del mundo corrieron carreras virtuales mientras estaban en confinamiento.

Zwift: Tour de France virtual en plena pandemia

La combinación de ejercicios en casa y la posibilidad de transformar esa práctica en un ecosistema de contenidos tiene su principal exponente en Peloton, una compañía norteamericana que unifica la venta de bicicletas fijas, cintas para correr y otros elementos para armar un gimnasio en casa con la producción de programas para sus propias plataformas de streaming. Una nueva versión de la venta de productos con la creación de shows televisivos. Peloton es la empresa que más financiamiento recibió en los últimos 5 años: 994.7 millones de dólares.

Generación gamer. Cómo los esports borraron los límites entre lo real y lo virtual

Las inversiones en tecnología para el fitness se dividen en hardware (aplicaciones, pulseras de tracking de rendimiento físico, sistemas de recuperación) y software (clases online, análisis de datos, herramientas de gestión para clubes y coaches). El financiamiento en software representa el 73,2% del total de las inversiones. Dentro de esa "torta", los tutoriales para entrenar y las clases online se llevan el 48% de los fondos disponibles de los inversores.

Peloton revive la alianza de ejercicios en casa con la generación de contenidos

Estados Unidos es el país que registra mayor nivel de inversión en esta industria desde 2015: 3.480 millones de dólares, seguido por China (515), India (441) y Brasil (300). Este reporte excluye dos casos notables sobre las aplicaciones deportivas. Uno de ellos es la venta que la marca deportiva Under Armour hizo de MyFitnessPal, un contador de calorías que había comprado en 2015 por 475 millones de dólares y que fue vendido a un fondo de inversión por 345 millones. El otro caso involucra a Google y la resonante compra que hizo en 2019 de la pulsera inteligente Fitbit por 2.100 millones de dólares.

La Unión Europea acaba de autorizar la adquisición luego de que Google se comprometiera a no usar los datos de salud de los usuarios Fitbit para vincularlos con sus servicios publicitarios, por un período mínimo de 10 años.

Hacer deporte en casa en 2020 fue una necesidad para muchos. Y un negocio que no para de crecer para otros tantos.