Depilación láser casera, ¿es segura y conveniente?

Los dispositivos de depilación láser caseros no serían aptos para todo tipo de piel. Foto: Getty Images
Los dispositivos de depilación láser caseros no serían aptos para todo tipo de piel. Foto: Getty Images

La depilación láser consiste en emitir un rayo de luz que es absorbida por la melanina, o pigmento, del pelo. Esta se convierte en calor, lo que daña el folículo para inhibir así el crecimiento del vello por largos periodos de tiempo. Sin embargo, hacen falta varias sesiones para eliminar la mayoría del vello, y luego se requiere mantenimiento, al menos una vez al año.

La dermatóloga Rachel Ward agrega que hacen falta varias sesiones pues el láser solo actúa sobre los folículos pilosos activos, y como el cabello crece en ciclos, no todos están activos al mismo tiempo.  

Este procedimiento suele realizarse en clínicas dermatológicas, pero existen en el mercado cada vez más aparatos caseros que lo imitan, y aunque podría resultar más económico y cómodo, no tendría los mismos resultados, y conllevaría algunos riesgos.

También te puede interesar: Además de la piel, estas señales en tus uñas y tu cabello indicarían que debes visitar al dermatólogo

Desventajas de los dispositivos caseros

Ward recalca que estos dispositivos caseros suelen ser menos potentes que los dermatológicos, lo cual hace que sean más seguros para principiantes, pero a la vez serían menos efectivos, por lo que haría falta usarlos más veces, y la eliminación sería menos ‘permanente’.

Además, la tecnología disponible para la depilación láser casera solo sería segura y efectiva para ciertos tipos de tono de piel, especialmente las claras y de pelo oscuro. Aunque algunos de estos cuentan con sensores para pieles de tonos más oscuras, existe un mayor riesgo de padecer quemaduras, pues no están tan bien equipados para distinguir entre la piel y el folículo, pudiendo así ‘atacar’ la piel.

Por otro lado, y a pesar de que la depilación láser profesional implica desembolsar mucho dinero en cada una de las múltiples sesiones de remoción y mantenimiento, Ward sugiere que a la larga sería una mejor inversión por su efectividad.

Cabe agregar que los dispositivos profesionales se consideran de grado médico, por lo que son sometidos a múltiples pruebas de seguridad y efectividad, mientras que los caseros son tratamientos cosméticos, por lo que no son sometidos al mismo escrutinio.

Aunado a esto, al día de hoy no existen estudios que demuestren que los dispositivos caseros sean más efectivos que los profesionales.

¿Existen riesgos de salud?

Para cualquiera de los dos casos, los posibles efectos secundarios suelen ser leves y pasajeros. Algunos de ellos son irritación de la piel, escamación, cambio de tono de la piel, y en algunos casos infecciones leves que deben ser tratadas por un dermatólogo. 

El mayor peligro que conllevan sería para los ojos, pues la luz láser podría dañarlos. Es por eso que se recomienda evitar depilar el rostro, y no dirigir la luz hacia los ojos.

También te puede interesar: Consumir colágeno, ¿realmente sirve para mejorar tu piel?

Qué debes considerar al hacerte la depilación láser en casa

A pesar de lo anterior, Ward sugiere que estos dispositivos no serían un mayor riesgo si se utilizan de forma correcta, además de que serían más cómodos, pues lo puedes hacer a cualquier hora en casa. Y aunque son menos potentes que los dispositivos profesionales, sí deberías considerar lo siguiente antes de la depilación láser:

  • Evitar el sol, pues la piel bronceada podría provocar quemaduras.

  • No depilarte con pinzas, cera o electrólisis a la vez que utilizas el láser.

  • Rasúrate la zona a depilar antes de empezar, esto para evitar que haya cabellos largos que puedan hacer que el láser queme la piel y no el folículo.

Recuerda además que el tono de piel y de cabello son importantes para la efectividad de estos dispositivos. Incluso los profesionales no serían muy efectivos en vellos de colores que no absorben bien la luz como pelirrojo, gris, rubio y blanco.

Además de seguir al pie de la letra las instrucciones del fabricante, sería ideal que primero hicieras una prueba en una zona pequeña para verificar que no presentes efectos secundarios al tratamiento. 

Ante cualquier duda consulta con un profesional de la salud.

@travesabarros

Qué leer a continuación