A demostrar que no fueron espejismos

·2  min de lectura

Ramón Treviño

CIUDAD DE MÉXICO, enero 8 (EL UNIVERSAL).- Para el Guadalajara y los Pumas, el nuevo torneo debe ser una comprobación de que lo realizado en el semestre pasado no fue una casualidad.

El Guardianes 2021 arranca en Puebla, con las Chivas de Víctor Manuel Vucetich como aspirantes a pelear por el título. Sin espacio para excusas, arranca el proceso completo de su entrenador, bajo la dirección deportiva de Ricardo Peláez y administración de Amaury Vergara.

En el Rebaño, las indisciplinas quedaron en el pasado y el enfoque está para alcanzar éxitos, con un cuadro armado para competir y seguir la línea del Rey Midas.

"Eres un jugador diferente [en Chivas], porque en fuerzas básicas se nota, dan estudios, apoyan con casa club, nada te falta y eso es lo que más valoras de una institución", aseguró César Huerta, sobre las responsabilidades que existen en el club.

En Club Universidad —que visita al Tijuana— no existió tiempo suficiente para superar la jaqueca de perder la final ante el León. Apenas 26 días pasaron para el regreso de los auriazules al escenario de la Liga MX.

Los Pumas fueron la sorpresa cuando mostraron consistencia durante 17 fechas, clasificaron segundos a la Liguilla y se colaron hasta la final. En León, no alcanzó para levantar el trofeo, pero eso no quita el deseo de repetir.

"La vara la pusimos muy alta y el equipo está convencido de que tiene que hacer algo igual o mejor. El torneo pasado nadie nos daba crédito o confiaba en nosotros cuando el torneo todavía ni empezaba", subrayó el portero Alfredo Talavera.

Altas y bajas

Estas fueron las piezas que se movieron en Verde Valle y CU.

Guadalajara

Alejandro Mayorga (Alta)

César Huerta (Alta)

Carlos Cisneros (Alta)

Eduardo López (Baja)

Dieter Villalpando (Baja)

José Juan Vázquez (Baja)

Pumas

Alejandro Mayorga (Baja)

Andrés Iniestra (Baja)

Carlos González (Baja)