Demanda judicial a Tokio 2020. Debido el aplazamiento, los nuevos propietarios de la Villa Olímpica reclaman una compensación

LA NACION
·2  min de lectura

Una veintena de compradores que esperaban tomar posesión de sus apartamentos tras el desmantelamiento de la Villa Olímpica en Tokio iniciaron un proceso judicial, pidiendo compensaciones ligadas al aplazamiento de los Juegos. Las instalaciones, construidas para albergar a más de 10.000 deportistas y dirigentes en la Villa Olímpica durante el 23 de julio y 8 de agosto y entre 24 de agosto y 5 de septiembre (Juegos Paralímpicos), deben ser convertidas -tras los Juegos- en miles de apartamentos familiares con grandes vistas de la capital japonesa. Se evalúa un precio de mercado de 170 millones de yenes (1,62 millones de dólares).

Los nuevos propietarios, cerca de 900, ya tenían planificada su mudanza antes de la pandemia y el aplazamiento deportivo. Muchos de los ciudadanos japoneses, incluso ya habían vendidos sus propiedades antes del aplazamiento obligando a los nuevos propietarios a aplazar la mudanza en al menos un año.

En total, 24 compradores solicitaron el arbitraje del tribunal de primera instancia de Tokio al pedir una indemnización a diez promotores inmobiliarios, entre ellos Mitsui Fudosan, sin fijar un monto. "Hemos pedido iniciar conversaciones, pero han respondido que no era necesario", declaró su abogado Hironobu Todoroki a la agencia AFP.

"Debido al aplazamiento, los hijos de algunos compradores se verán obligados a cambiar de escuela hasta que al fin puedan mudarse a su nuevo apartamento", añadió Todoroki. "Muchos también han vendido su antiguo apartamento y pedido un préstamo para financiar el nuevo", dijo el abogado, al precisar que los compradores podrán iniciar procesos judiciales formales si las empresas se niegan a hablar.

El proyecto cuenta más de veinte torres frente a la bahía de Tokio. El terreno, de 18 hectáreas va a incluir escuelas, un terreno de juego, una piscina y un gimnasio. Todo planificado para construir una vez finalizado el evento.

El gobierno japonés, los organizadores de Tokio-2020 y el Comité Olímpico Internacional (COI) afirman que los Juegos podrán desarrollarse con seguridad este año, pese a las dudas sobre la suerte del evento, cuando la pandemia continúa propagándose en el mundo.

La villa olímpica que actuará como un complejo habitacional de lujo, cuenta con una infraestructura en forma de un ocho, haciendo la analogía con el símbolo del infinito, con la propia villa olímpica en el centro de esa figura. Además, fue construida sobre un terreno ganado sobre el mar. La edificación cuenta con 23 edificios de entre 14 y 18 pisos, todos ecológicos, con material reutilizable y con tecnología de punta.

En total, son 5.900 departamentos. En la primera etapa de venta previa se compraron mil unidades (a un valor de 1.5 millones de dólares).