Delray Beach anuncia en su calendario la participación de Juan Martín del Potro

LA NACION
lanacion.com

El torneo de Delray Beach representa mucho más que una estación del circuito para Juan Martín Del Potro. El ATP de categoría 250 sobre cemento que se juega (este año entre el 17 y el 23 de febrero) en el condado de Palm Beach, es el elegido por el tandilense para reaparecer cada año. En 2020, al parecer, se convertirá nuevamente en la competencia que lo tenga nuevamente en acción tras recuperarse de la fractura de rótula la rodilla derecha, lesión que sufrió en junio de este año en el torneo de Queen's. En la página oficial del torneo se anuncia la participación del tenista argentino, más allá que nadie de su circulo íntimo confirmó su presencia.

Por cuarto año consecutivo Del Potro se compromete a jugar en Delray Beach, torneo que ganó en 2011. La temporada pasada también regresó al circuito en este certamen, tras recuperarse de una fractura de rótula derecha que sufrió en octubre de 2018 en Shanghai, mostró todo su talento, pero cayó ante MacKenzie McDonald en el cuartos de final.

El partido que marcaría el retorno de Del Potro está anunciado para el martes 18 de febrero de 2020 y de cumplirse esta programación será una jornada especial, ya que también está anunciado en el turno anterior Nick Kyrgios.

Los otros retornos

El 27 de febrero de 2011, durante una jornada sofocante, Del Potro ganó el torneo, sin perder sets en toda la semana y tras derrotar por 6-4 y 6-4 al serbio Janko Tipsarevic, por entonces integrante del equipo que era el campeón de la Copa Davis . El título representó su primer campeonato luego de vivir la pesadilla de la cirugía en la mano derecha que lo mantuvo ocho meses inactivo en 2010. El hincha de Boca pasó 531 días sin ser campeón: el último trofeo había sido el US Open de 2009. Ni bien derrotó a Tipsarevic en la definición, Del Potro se desahogó, se besó la muñeca derecha seis veces y se dirigió corriendo a abrazar a Franco Davin y Martiniano Orazi, por entonces su entrenador y el preparador físico.

En 2016, Delray Beach también se ganó un lugar en el corazón de Juan Martín. Luego de las tres cirugías de muñeca izquierda y de haber estado muy cerca del retiro, reapareció allí. El 16 de febrero, en el horario central de la programación y frente al estadounidense Denis Kudla, el argentino volvió a competir luego de angustiantes 327 días. "Estoy impresionado por el nivel que mostré esta noche, por haber ganado y por la forma en que lo hice después de casi un año sin jugar", dijo Del Potro, luego de superar por 6-1 y 6-4 a Kudla.

Aquella noche, en el torneo que suele colocar un automóvil de alta gama en una esquina dentro del mismísimo court, estuvo poblado de latinos (especialmente, argentinos) que le regalaron numerosas ovaciones. De aquel día quedó una risueña anécdota luego de que le preguntaran a Del Potro qué conocía de su próximo rival, el australiano John Patrick Smith, 135° del ranking. "No lo conozco. Estuve dos años en casa mirando Los Simpson", bromeó el tenista. Finalmente Del Potro llegó a las semifinales, dejando en el camino (6-2 y 6-3) a un top 30 como el francés Jeremy Chardy. El director del torneo, Mark Baron, le obsequió a Delpo un cuadro con su foto, como recuerdo de su paso por allí.

Tras cancelar su actuación en Australia, la Torre de Tandil comenzó la temporada 2017 en Delray Beach: perdió en las semifinales con Milos Raonic, por entonces 4° del mundo. Y el año pasado, luego de alcanzar la final de Auckland y despedirse pronto de Australia (en la 3ª rueda), Del Potro viajó a Delray Beach y se marchó en la 2ª ronda (perdió ante el estadounidense Frances Tiafoe).

La versión 2019 de Del Potro, que en septiembre pasado cumplió 30 años, mostrará a un jugador que seleccionará su calendario en forma minuciosa, que buscará dar los grandes golpes en los mejores torneos (los que más lo motivan) y que también se dará algunas licencias. Esta temporada Delray Beach presentará, además de Del Potro, a Raonic, Tiafoe, Kevin Anderson y Nick Kyrgios. Es un torneo sin la exigencia del Abierto de Australia, que comenzará el lunes próximo. Del Potro y su equipo consideraron que regresar a la actividad en un torneo con partidos al mejor de cinco sets y temperaturas sofocantes no era lo ideal.

Delray Beach, a aproximadamente una hora en automóvil por la autopista Interestatal 95 desde Brickell, la zona por la que suele residir el tandilense cuando se encuentra en Miami, se juega durante la misma semana del ATP 500 de Río de Janeiro (sobre polvo de ladrillo) y del ATP 250 de Marsella (superficie dura). Además, es el único certamen en el que el circuito ATP y el de veteranos (ATP Champions Tour) comparten semana. Así han coincidido en el mismo club Del Potro, Milos Raonic y Grigor Dimitrov con Andy Roddick, John McEnroe , Ivan Lendl y Goran Ivanisevic, entre otros.

Qué leer a continuación