Delantero del Queen’s Park Rangers denuncia insultos racistas

Jack de Menezes
·3  min de lectura
<p>El joven de 22 años publicó una captura de pantalla de un mensaje directo que recibió después del partido.</p> (Getty Image)

El joven de 22 años publicó una captura de pantalla de un mensaje directo que recibió después del partido.

(Getty Image)

Bright Osayi-Samuel, extremo de Queens Park Rangers, reveló el horrible abuso racial que recibió en Instagram tras el empate 1-1 ante Norwich City.

El joven de 22 años publicó una captura de pantalla de un mensaje directo que recibió después del partido, en el que anotó el empate de QPR desde el punto de penalti.

El abuso, que The Independent no volverá a publicar debido a la gravedad de los comentarios, incluyó insultos a la familia de Osayi-Samuel y amenazas a él y a sus vidas. Incluye una referencia a una apuesta perdida que parece ser la motivación detrás del mensaje mordaz, antes de una serie de emojis racialmente ofensivos.

Osayi-Samuel dijo que era "repugnante y doloroso recibir mensajes como este", y sigue una serie de abusos raciales que se enviaron a futbolistas negros en el futbol de Inglaterra. Wilfried Zaha de Crystal Palace, Raheem Sterling de Manchester City y Ryan Sessegnon de Tottenham se encuentran entre los que han revelado haber recibido abusos similares en línea.

QPR ya está trabajando con Instagram en un esfuerzo por identificar a la persona responsable del abuso, y el director ejecutivo Lee Hoos etiquetó el mensaje como "aborrecible". Además, el director de fútbol Les Ferdinand pidió a los órganos rectores de todos los deportes que pidan colectivamente a las plataformas de redes sociales como Instagram que cambien la forma en que abordan el abuso racial.

“Este tipo de abuso en las redes sociales es demasiado común y debe detenerse. En una sociedad que ahora, con razón, le da más importancia al bienestar mental que nunca, ¿cómo pueden las personas crear cuentas anónimas en las redes sociales? Esto continuará y continuará hasta que dejemos de que sea posible”, dijo Ferdinand y añadió.

"Creo que los órganos rectores de todo el deporte, no solo del fútbol, deben unirse para crear una voz poderosa que exija que las plataformas de redes sociales cambien su postura", sentenció Les Ferdinand.

El director ejecutivo de QPR, Hoos, añadió: “Deploramos por completo los abusos aberrantes al que ha sido sometido Bright. Me asombra que la gente sienta que puede publicar libremente tales comentarios sin temor a represalias. Estamos trabajando con Instagram y les pedimos que nos ayuden a identificar a la persona en cuestión. Siento que las plataformas de redes sociales tienen el deber de cuidar a sus usuarios que son victimizados de esta manera".

La policía está investigando el asunto después de haber sido alertada sobre el mensaje abusivo el miércoles, y está intentando ponerse en contacto con el club y con Osayi-Samuel.

Una declaración de la Policía Metropolitana decía: “La policía tiene conocimiento de una publicación de Instagram realizada el martes 29 de diciembre. Posteriormente, un tercero nos contactó el miércoles 30 de diciembre sobre un informe de mensajes raciales y abusivos enviados a través de las redes sociales.

“Los oficiales ahora se esforzarán por ponerse en contacto con respecto a la elaboración de un informe.

"No ha habido arrestos en este momento, sin embargo, continúan las investigaciones".

El incidente se produce solo dos días después de que Kilmarnock recibiera una carta que contenía abuso racista dirigida al gerente Alex Dyer, y el club escocés se la entregó a la policía para un análisis de ADN.

El club de la Premiership escocesa ha confirmado que tomará las medidas más enérgicas posibles contra cualquiera que sea responsable del abuso, que fue recibido por el club el lunes por la mañana después de la derrota por 2-1 en el Boxing Day ante Livingston.

Relacionados

Demba Ba niega que la disputa racista con Coltescu ha terminado

PSG vs Basaksehir: Jugadores y árbitros protestan contra el racismo

Harry Kane insta a los futbolistas a seguir luchando contra el racismo