"deje parte de mi vida por esta camiseta", dice ex dt de river

Buenos Aires, 28 de noviembre (Télam).- Matías Almeyda, el técnico que hoy dejó su cargo en el plantel de River Plate, afirmó que dejó "parte" de su vida por esa camiseta, a la vez que resaltó que "lo importante es el escudo, no lo es ni (el presidente Daniel) Passarella, ni yo".

"Dejé parte de mi vida por esta camiseta. Me consumí durante un año y medio", sentenció Almeyda en relación al tiempo que estuvo al frente del equipo, no sólo en este torneo Inicial de primera división sino también en el anterior campeonato de la Primera B Nacional.

"Lo importante es River, no Passarella ni yo, todos los demás venimos debajo de este escudo. Lo que tuve que hablar lo hice con el presidente, no sirve que uno deje mierda y se vaya. Cuando uno se da cuenta que no sirve más, se va. Me voy orgulloso y ojalá pueda volver como técnico o como dirigente, cuando sea más grande", dijo.

El técnico, que habló durante toda la conferencia con los ojos llorosos, en el predio en el que entrena River en la localidad de Ezeiza, confesó las razones que determinaron su salida de River.

"Surgió una reunión, quedamos de acuerdo que me tenía que ir. A una semana de terminar el campeonato el no saber dónde iba a ser la pretemporada son señales que van llegando pero no quería dramatizar demasiado", argumentó.

"Si bien fue por intermedio de un diálogo cordial la salida, evidentemente llegamos a una instancia que se complicaba trabajar de esta manera. Primordié la paz. Seré el hincha número uno a partir de mañana, estoy dolorido porque fue mi último entrenamiento, mi ciclo se acabó".

Aparte, Almeyda resaltó que hoy solamente lo despidieron "dos dirigentes", que sintió que "en un año y medio siempre se desvalorizó bastante" su labor y que "desde los números" el rendimiento no fue "tan malo".

"Estuvimos un año y medio, jugamos 60 partidos, ganamos 29, empatamos 22 y perdimos 9, con casi cien goles a favor y cuarenta y cinco en contra. Sacamos 108 de 180 puntos. Si analizo los números no fue tan malo, pero es complicado dirigir a River, todos quieren esta silla", confesó.

"Hoy me puedo retirar de River sin mirar para abajo. Estoy agradecido por el apoyo de todos los jugadores. No sé si es el día más triste, hace poco falleció una prima y eso es tristeza. Esto es fútbol, un deporte", explicó.

En una de las pocas polémicas que dejo en su relato, advirtió que en el club de Núñez "hay muchas internas y sería bueno que ustedes (por los periodistas) nombren a los dirigentes que hablaron, porque hay que desenmascarar a los hipócritas".

"River es grande y hay muchas arañas y telarañas. Arañas que van comiendo y van engordando. Yo nunca fui araña. La gente que obró de mala fe, seguro que no quiere a River como lo quiero yo. No creo haber sido el problema, pero no quiero dejar una bomba de humo", concluyó. (Télam).-

hg-acm-jja 28/11/2012 20:01

Cargando...