Tras dejar la WWE, Andrade se siente como nuevo

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 31 (EL UNIVERSAL).- A unos días de haber firmado su salida de la empresa estadounidense WWE, el luchador mexicano Andrade no se arrepiente de esa decisión, ya que dice, estaba cansado de falta de oportunidades en los últimos meses en esa compañía, y ahora busca de retos distintos por todo el mundo.

"Tengo 31 años y no quiero pasar tres o cuatro más sentado, cobrando mi cheque pero sin oportunidades. Estoy seguro del talento que soy y no quería salir en unos años sin que nadie se interese por mí.

"Pienso que puedo regresar en un futuro con un mejor contrato, pero ahora puedo ir a la empresa que yo quiera poniendo mis condiciones", advirtió el esteta nacido en Gómez Palacio, Durango.

Extraña luchar en México y quiere hacerlo también por primera vez en países como Puerto Rico. Hacer muchas cosas "antes de que mi nombre decaiga".

Regresar a su país le tiene contento, y que lo busquen en muchas partes del mundo lo inspira. "Me siento como nuevo y de maravilla, con nuevos retos. Me ilusiona ir por un campeonato a Ring of Honor (ROH), me gustaría ir por el campeonato pesado del CMLL o el Megacampeonato de Triple A.

"Enfrentar a luchadores como Blue Demon Jr. y El Hijo del Santo, a otros como Psycho y Carístico. Siempre fue mi sueño un mano a mano con Blue Panther y también me gustaría luchar de nuevo con Atlantis, es genial persona y luchador".

Aunque no regalará su trabajo, tampoco lo mueve totalmente el dinero. "Antes de salir de WWE me ofrecieron otro contrato, con más dinero y la verdad no acepté.

"Ahora estoy en pláticas con varias empresas en México, que están dispuestas a pagar lo que yo pido, no sé si me gustaría firmar en EU, porque allá te firman por un año y lo que busco es viajar".

De lo vivido en Estados Unidos agradece todo, y no descarta algún día volver para cumplir algunos retos que dejó pendientes, como ser campeón absoluto de la compañía, aunque espera que el trato sea distinto.

"Afuera del ring todo es genial, tienes tu cheque seguro. Pero creo que a los latinos no los toman mucho en cuenta, es un insulto. Las oportunidades me las gané por las luchas que di con Rey Mysterio, me esforzaba arriba del ring. No sé qué esta pasando y por eso decidí salir, porque a los latinos no los toman en serio".

De pasado brillante y figura en México como La Sombra, Andrade no se ve de nuevo luchando con máscara, tampoco ligado por completo a los 'Ingobernables', concepto que hizo famoso aliado a Rush. Y acerca de su nombre de batalla, tampoco tiene mucha claridad.

"Tengo los derechos en México de Andrade y El Ídolo, el de La Sombra en Estados Unidos. Pero no puedo trabajar como Andrade ni Andrade Cien Almas en EU. No he decidido con qué nombre voy a seguir, estoy orgulloso de mi apellido y quiero llevarlo, con la combinación que pueda concretarse por respeto a los derechos de las empresas", explica.

Y enganchado a sus raíces, busca también dejar huella en su tierra. "Quiero empezar a construir mi gimnasio y arena en Gómez Palacio, Durango, voy a regresar, llevar un buen cartel y a luchar. Nacimos en esto, tengo seis tíos luchadores y a mi papá, primos y sobrinos, pero a ellos y a todos les digo que si quieren llegar lejos deben esforzarse y dedicarse, además que lo más importante y jamás se me olvida. Es que para ser luchador, hay que parecer luchador".