Defensa y Justicia-Bahía: el Halcón sigue adelante y la Sudamericana se tiñe de celeste y blanco

LA NACION
·2  min de lectura

Defensa y Justicia despachó a Bahía (1-0) y se clasificó a las semifinales de la Copa Sudamericana. Con el avance del Halcón, habrá tres equipos argentinos en esa instancia, a la que ya se había clasificado Vélez, y que tendrá otro integrante en el ganador de la serie entre Lanús e Independiente, que juegan mañana. Braian Romero, en el segundo tiempo, anotó el único gol del partido.

Lo mejor del encuentro

Los de Florencio Varela ya habían ganado por 3-2 en Brasil, por lo que terminaron adjudicándose la serie por un global de 4-2 y ahora se medirá con Coquimbo Unido. El primer partido se disputará en Chile en la primera semana de enero de 2021, mientras que una semana después se definirá en Florencio Varela.

No fue un partido trepidante, ni Defensa pudo imponer su juego. Pero, salvo en el primer tiempo, cuando Bahía llevó algo de peligro. Ezequiel Unsain, arquero del Halcón, apareció siempre para conjurar el peligro. En ataque, los dirigidos por Hernán Crespo tuvieron buena circulación de pelota. Atacaron siempre que pudieron. Monopolizaron la pelota. Nunca se defendieron. Intentaron que los minutos fueran pasando.

Al promediar el segundo tiempo, sin embargo, una expulsión resolvió el partido. El árbitro Ever Aquino fue llamado por el VAR para revisar una jugada en la que Rossi, de Bahía, se tomó los genitales en dirección a un allegado del club de Varela. El árbitro consideró que era jugada de expulsión y le mostró la tarjeta roja. La salida de Rossi condicionó a Bahía. Defensa no pudo aprovecharlo, pero a los brasileños se les hacía cada vez más difícil atacar.

La doble amarilla a Nelson Acevedo los puso a jugar 10 contra 10. Para ese momento los visitantes ya no llevaban peligro y Defensa administraba la ventaja. Tras una habilitación de Walter Bou, Braian Romero consiguió el gol que terminó de liquidar el partido y la serie. Defensa y Justicia siguió haciendo historia y está entre los cuatro mejores de la Copa Sudamericana, su primera semifinal internacional. Con un agregado: el estadio Mario Alberto Kempes puede albergar una final totalmente argentina, si es que los de Varela superan su serie de semifinales. Nadie podrá quitarles la ilusión a sus hinchas.