Defensa del excandidato tunecino Nabil Karoui denuncia su detención "abusiva"

·2  min de lectura

Túnez, 25 may (EFE).- La defensa del magnate de la comunicación y excandidato a las presidenciales tunecinas, Nabil Karoui, denunció una detención provisional "abusiva", cuyo plazo legal concluyó el pasado 8 de mayo, y solicitó a las autoridades judiciales su liberación inmediata, reveló hoy a Efe su abogado, Nézih Souei.

"Karoui debería haber sido liberado hace 17 días ya que el juez no ha prorrogado la prisión provisional, lo que es un error penal, y hemos pedido su liberación automática, que debería ser efectiva en las próximas horas", explicó Souei.

El Derecho Penal tunecino limita esta medida cautelar a seis meses prorrogables a 14 meses pero la defensa, señaló, teme que el juez encargado del caso no compute el periodo de su primer encarcelamiento y prolongue así este juicio "político".

"En total ha cumplido 197 días en prisión. Es como un secuestro", señaló el letrado.

El pasado mes de marzo la Fiscalía General se opuso a su liberación bajo fianza de tres millones de euros por su supuesta implicación en un caso de evasión fiscal y blanqueo de capitales.

El empresario fue arrestado por segunda vez el pasado 24 de diciembre después de haber sido convocado por el tribunal especializado en asuntos económicos y financieros para declarar en el caso de una denuncia presentada en 2016 por la ONG local Iwatch, especializada en la lucha contra la corrupción, que le acusa de blanqueo de dinero a través de sus compañías basadas en Marruecos, Argelia y Luxemburgo.

Karoui, presidente del partido Corazón de Túnez, la segunda formación más votada de las últimas elecciones legislativas de octubre, fue encarcelado en agosto de 2019 poco después de anunciar su candidatura a la presidencia y liberado días antes de la segunda vuelta, en la que fue derrotado por el actual mandatario, el independiente Kais Saied.

La justicia impuso entonces “medidas de precaución” contra Karoui y su hermano, el diputado Ghazi Karoui- en aquel momento huido de la justicia y que actualmente goza de inmunidad parlamentaria- que incluyeron el bloqueo de bienes y la prohibición de abandonar el país, decisiones que ambos calificaron de 'acoso judicial'.

Karoui, de 56 años, ha sido clave en las negociaciones de los últimos tres gobiernos que ha tenido el país durante este año y se ha convertido en el socio parlamentario del partido islamista Ennahda, vencedor de los comicios y su gran rival durante la campaña electoral al que acusó entonces de estar detrás de su arresto.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.