Con decisión por el boleto a los Juegos Olímpicos

·1  min de lectura

Ramón Treviño

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 28 (EL UNIVERSAL).- Es el partido que importa, el que da el boleto a los Juegos Olímpicos. La Selección Mexicana Sub-23 enfrenta a su similar de Canadá en las semifinales del Preolímpico Concacaf.

La victoria asegura la participación en Tokio, pero la derrota sería un gran fracaso.

"Nos sentimos bien, sabemos que es el partido más importante y estamos ilusionados de tenerlo en casa", comentó Jaime Lozano, técnico del combinado juvenil.

"Vamos a salir de la misma manera: imponer condiciones, anotar rápido y manejar el resultado. Debemos estar enfocados en el objetivo", insistió Lozano, previo al compromiso en el estadio Jalisco.

En el vestidor del Tricolor no se ve como una final, aunque sí es la culminación de este proceso rumbo a Tokio. Los jugadores quieren ganar hoy y luego el martes, en la final del pequeño torneo de la Concacaf.

"El partido de mañana [domingo] es muy importante, crucial, pero llegamos a este torneo para ser campeones. Queremos ser el primer lugar y levantar la copa", añadió Sebastián Jurado, quien será el arquero titular, por la lesión de Luis Ángel Malagón.

El meta del Cruz Azul enfatizó que el Preolímpico también es una oportunidad para los jóvenes que aspiran a crecer y obtener mayores experiencias.

"Es un parteaguas en nuestra carrera, un gran torneo y buena vitrina para los jugadores. Presión siempre habrá, con la responsabilidad de ganar en nuestro territorio y nos motiva. Es presión de la buena la que existe, queremos hacer bien las cosas y clasificar a los Juegos Olímpicos", sentenció.