Nada decidido sobre el futuro de Aaron Rodgers

·2  min de lectura
En foto del domingo 24 de enero del 2021, el quarterback de los Packers de Green Bay Aaron Rodgers camina para salir del terreno de juego tras perder ante los Buccaneers en el duelo por el campeonato de la NFC. El martes 26 de enero del 2021 el quarterback aclara sus comentarios tras el partido, en una intervención en radio asegura que su futuro no depende completamente de él, pero que no habría motivo por el que no regresaría. (AP Photo/Morry Gash)

GREEN BAY, Wisconsin, EE.UU. (AP) — El quarterback estelar Aaron Rodgers no percibe razón alguna que le impida regresar con los Packers de Green Bay la próxima temporada.

Pero agregó que él no necesariamente controla su futuro.

Rodgers aclaró los comentarios que realizó el domingo tras la derrota por 31-26 en el duelo por el campeonato de la Conferencia Nacional ante los Buccaneers de Tampa Bay. Después del encuentro dijo: “hay muchos jugadores que tienen un futuro incierto, incluido yo mismo”.

“Obviamente después de esta temporada, posiblemente ganando el Jugador Más Valioso y obviamente el buen paso, no creo que haya razón por la cual no regresaría", indicó Rodgers el martes durante su intervención semanal en el programa “The Pat McAfee Show” en SiriusXM. “Pero no hay absolutos en este negocio, como ustedes lo saben. Entonces lo que no hice fue hacer un comentario de algo que no es absoluto”.

Al referirse a sus declaraciones tras el partido, Rodgers indicó el martes que éstas representaron lo que sentía en ese momento, tras el impacto de la derrota y al pensar en algunos de sus compañeros que tienen un futuro incierto.

La lista de posibles agentes libres de los Packers incluye al All-Pro Corey Linsley y al corredor Aaron Jones, elegido al Pro Bowl, entre otros.

Se preguntó a Rodgers el martes si sus comentarios sobre la incertidumbre constituyeron un intento por sacar provecho tras una campaña en la que recibió honores al ser elegido All-Pro. Lanzó 48 pases de anotación, contra sólo cinco envíos interceptados, durante la temporada regular.

“Aún no tengo esa conversación”, admitió Rodgers. “Estamos en el segundo día. Ayer fueron las reuniones de despedida. Me reuní con mi entrenador de quarterbacks y el coordinador ofensivo y le dije adiós al equipo y esas cosas. Comencé a limpiar mi casillero en el vestuario”.

Rodgers ha estado toda su carrera con Green Bay y tiene tres años de una extensión de contrato de cuatro temporadas que firmó en agosto del 2018 por 118 millones de dólares. El dos veces Jugador Más Valioso dijo en varias ocasiones que la decisión de los Packers, de elegir al quarterback de Utah State Jordan Love en la primera ronda del draft del 2020 complicó sus esperanzas de terminar su carrera en Green Bay.

“Naturalmente hay ocasiones en las que tu mente dice ‘quizá voy a ser un Packer de por vida' o ‘voy a ser como Tim Duncan o (Derek) Jeter o Kobe (Bryant) y jugar toda mi carrera en un solo equipo”, reconoció el quarterback el martes. “Creo que naturalmente sueñas con eso. Creo que cuando eligieron a Jordan fue más bien que me golpeó la realidad, ’bueno, no quiere decir que ese sea el caso, no hay absolutos en este negocio'".