El debut copero de River era perfecto hasta que apareció Fred

Ezequiel Marzana
·1  min de lectura

Este jueves en el Maracaná de Río de Janeiro, Fluminense recibió a uno de los candidatos a ganar la Conmebol Libertadores como todos los años desde que la disputa bajo las órdenes de Marcelo Gallardo: River.

Así, desde el comienzo, el equipo visitante se impuso en Brasil y así llegó la apertura del marcador, que fue producto de los continuos ataques del Millonario.

Rafael Santos Borré, el máximo goleador de la era Gallardo en River, cayó en el área producto de una pésima salida del arquero Marcos Felipe, quien volteó al delantero cuando este se iba con pelota y todo por la línea de fondo. Desde los doce pasos, siendo tal vez el lanzador de penales más inesperado del siglo para el club, Gonzalo Montiel le pegó muy bien y abrió el marcador.

Después de ello, River tuvo muchas oportunidades de estirar el marcador, pero tampoco hizo exigir al máximo a Marcos y los minutos fueron pasando. Así se entiende el gol de Fluminense.

 

Pasada la hora de juego, de una gran asistencia de Juan Cazares, apareció el histórico Fred para empatar el marcador ante un remate al primer palo de Franco Armani, que es la gran debilidad de una de las figuras del Millonarios.

Así empató River, que tenía para ganarlo pero una jugada le cambió todo el debut por la Libertadores.