Kubacki gana con récord en Garmisch y Granerud lidera el Cuatro Trampolines

Agencia EFE
·4  min de lectura

Madrid, 1 ene (EFE).- El polaco Dawid Kubacki, último ganador del Cuatro Trampolines, se anotó este viernes, con récord de rampa, la tradicional prueba de Año Nuevo, en Garmisch-Partenkirchen (Alemania), donde el noruego Halvor Egner Granerud, que fue segundo, tomó el liderato del prestigioso torneo navideño.

Kubacki, de 30 años, logró su quinta victoria en la Copa del Mundo, para la que también puntúan las pruebas de este torneo, con dos saltos de 139 y 144 metros -nueva plusmarca del trampolín de Garmisch-, que le sirvieron para sumar 282,1 puntos, 7,2 más que Granerud, en una prueba que otros dos polacos, Piotr Zyla y Kamil Stoch, acabaron en tercera y cuarta posición, respectivamente.

El esloveno Anze Lanisek, duodécimo este viernes, había dominado -en la estación que albergó los Juegos Olímpicos de invierno de 1936- la calificación del último día del nefasto 2020, por delante del noruego Granerud, que sigue liderando la Copa del Mundo.

Granerud, de 24, no conocía la victoria en el torneo de la regularidad antes del arranque de esta temporada. En la que, de golpe, se anotó cinco: las cinco previas al Cuatro Trampolines. Es decir, la segunda de Ruka (Finlandia), las dos disputadas en Nizhny Tagil (Rusia) y las dos de Engelberg (Suiza).

Pero el noruego se tuvo que conformar con la cuarta plaza en la primera prueba de la 69 edición del prestigioso torneo navideño. Que se anotó, en Oberstdorf el alemán Karl Geiger, que firmó en su localidad natal su primer triunfo de la temporada y en el torneo.

El alemán se había anotado la apertura por delante de Stoch -triple oro olímpico y doble ganador del 'Vierschanzentournee'- y de otro noruego, Marius Lindvik. Vencedor el año pasado en Garmisch y que no compitió este viernes, al perderse la calificación del jueves por un fuerte dolor de muelas por el que fue intervenido en una clínica de Innsbruck (Austria). Donde tampoco podrá competir el próximo domingo.

Geiger acabó quinto la calificación en el trampolín de Garmisch -de 142 metros y un punto de cálculo de 125-, justo delante de Stoch y del japonés Ryoyu Kobayashi (séptimo este viernes), los únicos que emularon -hace tres y dos temporadas, respectivamente-, la gran gesta del alemán Sven Hannawald: el primero de la historia en firmar un 'Grand Slam', al anotarse la edición de 2001-02 imponiéndose en todas y cada una de las cuatro rampas.

Este viernes, Granerud dominó la primera manga, que otorgó el pase a la segunda de los 25 ganadores de los enfrentamientos, más los cinco mejores perdedores ('lucky loosers').

El noruego saltó 137 metros y recibió una valoración de 138,7 puntos, uno más que Kubacki, que se llevó la estatuilla del águila dorada la pasada edición y que era segundo, con un salto de 139 metros.

Stoch (135 metros) era tercero, con 131,5 unidades; cuando Geiger, decimocuarto, a 19 puntos, parecía haber perdido toda opción no sólo al triunfo parcial, sino a mantener el liderato en el torneo.

Sin embargo, Geiger vendió cara su derrota y con un segundo salto de 138 metros sumó 259,9 puntos y avanzó nueve puestos. Acabó quinto: a una sola décima de Stoch y a sólo medio punto de Zyla. Que completaron una sensacional actuación del equipo polaco, a punto de no competir en el torneo a causa de unos positivos por covid-19 que posteriormente resultaron negativos.

En la segunda manga, Kubacki voló 144 metros, batió el récord del trampolín de Garmisch y añadió presión a Granerud, el último en saltar; que hubo de esperar unos minutos antes de que amainara el viento y ejecutar su intento, que no le sirvió para anotarse la victoria, pero sí para tomar el liderato en el Vierschanzentournee'.

Granerud comanda el Cuatro Trampolines con 555 puntos, cuatro más que Geiger; con siete de ventaja sobre Stoch y nueve respecto a Kubacki. Todos ellos se pueden considerar favoritos al triunfo en un torneo que nadie ha ganado tantas veces (cinco, en total) como el finlandés Janne Ahonen.

En Copa del Mundo, Granerud lidera con 730 puntos, 186 más que el alemán Markus Eisenbichler. Que este viernes igualó la puntuación del japonés Kobayashi (257,2) y acabó séptimo, a medio punto del austriaco Philipp Aschenwald.

El tradicional torneo navideño se reanudará el próximo domingo en otra rampa olímpica, la del Bergisel, en Innsbruck -de 130 metros y un punto de cálculo de 120-; y se cerrará, de nuevo en Austria, en el trampolín Paul-Ausserleitner de Bischofshofen -de idénticas características al de Garmisch-, donde el Día de Reyes se coronará el ganador de la sexagésima novena edición del Cuatro Trampolines.

Adrian R. Huber

(c) Agencia EFE