David Villa es un Piqué silencioso: los negocios del '7' de España

KAWASAKI, JAPAN - SEPTEMBER 28: (EDITORIAL USE ONLY) David Villa of Vissel Kobe celebrates the first goal during the J.League J1 match between Kawasaki Frontale and Vissel Kobe at Todoroki Stadium on September 28, 2019 in Kawasaki, Kanagawa, Japan. (Photo by Masashi Hara/Getty Images)
KAWASAKI, JAPAN - SEPTEMBER 28: (EDITORIAL USE ONLY) David Villa of Vissel Kobe celebrates the first goal during the J.League J1 match between Kawasaki Frontale and Vissel Kobe at Todoroki Stadium on September 28, 2019 in Kawasaki, Kanagawa, Japan. (Photo by Masashi Hara/Getty Images)

David Villa, máximo goleador de la historia de la selección, el ‘7’ de España, se retira del fútbol profesional poniendo fin a una carrera inolvidable. Pero su futuro es alentador, los negocios que posee demuestran que ha sabido invertir bien su fortuna. Es un Piqué silencioso.

El ‘Guaje’ convocó a los medios en Japón, ya que actualmente milita en el Vissel Kobe, equipo de también la leyenda española Andrés Iniesta. Anunció su retirada de los terrenos de juego escudado en un lema: "Siempre me he dicho a mí mismo que prefiero dejar yo el fútbol antes de que el fútbol me deje a mí".


Sin embargo, Villa no pasará a formar parte de esa larga lista de exjugadores de primer nivel que lo pierden todo una vez deciden colgar las botas. El ‘Guaje’ tiene bien atado su futuro desde hace tiempo mediante grandes inversiones que le permiten llevar una vida de negocios con beneficios excelentes. Siempre apartado de los focos, escapa del prototipo de futbolista-empresario de éxito como Gerard Piqué o David Beckham, entre otros.

Sin ir más lejos, este mismo mes anunciaba la creación de su propio equipo, nada más y nada menos que en Nueva York, en el barrio de Queens, donde estuvo viviendo mientras defendía la camiseta del New York City FC. El club adoptará el nombre de Queensboro FC. Es un negocio que lleva a cabo mano a mano con el empresario Jonathan Krane, un pez gordo estadounidense. Como vemos, el asturiano sabe de quién rodearse.


Este nuevo proyecto de David Villa se suma a una larga lista de escuelas de fútbol que ya tiene repartidas por los barrios de Nueva York. Su equipo reclutará talentos en los próximos meses para empezar a competir en 2021 en la USL Championship, en un estadio de nueva construcción. Sigue así la estela de otras estrellas del balón como Gerard Piqué en el Andorra FC, Ronaldo Nazario en el Valladolid o David Beckham en el Inter Miami.

No es la única aventura empresarial del ‘Guaje’. En 2018 compró acciones de la empresa FootballAim, propietaria de la aplicación de gestión deportiva que conecta clubes, entrenadores y jugadores. Su unión tiene una historia curiosa detrás. Resulta que Villa empezó a usar la aplicación para gestionar las academias que posee. “Le gustó y empezó a invertir en ella”, como bien explica uno de sus fundadores, Emilio Gómez.


Dos grandes inversiones sin duda, pero la cosa no se queda ahí. Además, el máximo artillero de ‘La Roja’ se autogestiona los derechos de imagen mediante dos entidades, con las que le ayuda su mujer, Patricia González, también exfutbolista. Una es Sociedad de Imagen Villa Sánchez SL, ubicada en Langreo, y la otra es Sociedad de Inversiones Villa y González SL, con domicilio en Valencia y un capital de más de 300.000 euros.

Desde ellas se ha gestionado a lo largo de la carrera de Villa contratos millonarios de marcas prestigiosas como Adidas, Mahou, McDonald’s, Maxi Bon, Big Cola, Giorgi, Gameloft y Electronic Arts, cuyo spot para el videojuego ‘Need For Speed’ fue censurado por violento.

Otro sector que le gusta al ‘7 de España’ es el inmobiliario. En 2013, se compró una casa en una de las urbanizaciones más exclusivas de Ibiza, en la playa de Talamanca, donde también poseen propiedades otras figuras del balón como Zinedine Zidane y Fernando Hierro.

En esa línea de inversión, cuando era jugador del FC Barcelona, David Villa compró dos áticos que le supusieron un desembolso de 6’5 millones de euros por una obra poco menos que faraónica: unir ambas viviendas, incluidas las piscinas, para disfrutar de un ático de 500 metros cuadrados, de ocho habitaciones y diez cuartos de baño.

Seguro que el sendero empresarial de uno de los mejores futbolistas de la historia de nuestro país no parará ahí. Una vez que comience una nueva vida alejado del césped, tendrá más tiempo para pensar en los negocios.

Más historias que te pueden interesar:

Qué leer a continuación