La Damm será el segundo gran club en tener estadio propio en Barcelona

·4  min de lectura

Barcelona, 21 may (EFE).- El Club de Fútbol Damm, una de las mejores canteras del panorama futbolístico español, tendrá un estadio propio en la montaña de Montjuïc en 2023 y así se convertirá en el segundo club de fútbol en poseerlo en Barcelona entre los que compiten en la élite.

La Fundació Damm de la marca cervecera Estrella Damm adquirió en enero 30.000 metros cuadrados en desuso al Club Natació Montjuïc (en la parte oeste de la montaña, donde anteriormente estuvo el Golf Montjuïc) por un precio de tres millones de euros, según pudo saber EFE. Allí construirá su ciudad deportiva, que contará con dos campos de fútbol 11 y dos edificios.

Además del FC Barcelona, no hay otro gran club de fútbol que ahora mismo disponga de un estadio de su propiedad en la ciudad de Barcelona. De hecho, el RCD Espanyol no lo tiene desde que se mudó de Sarrià en 1997 para jugar provisionalmente en el Estadi Olímpic Lluís Companys y después construir su propio estadio en unos terrenos repartidos entre Cornellà de Llobregat y el Prat de Llobregat.

En la Damm, como se conoce popularmente a este histórico club de fútbol base barcelonés fundado en 1954, se formaron jugadores como Gerard Moreno, Carles Pérez, David López, Aleix Vidal, Montse Quesada, Cristian Tello, Carlos Clerc, Rubén Alcaraz y Keita Baldé.

Ahora pertenecen a su estructura alrededor de 230 chicos y chicas de entre 8 y 19 años, quienes juegan en equipos que están en las máximas categorías del fútbol base. Por ejemplo, el Juvenil A, entrenado por Luis García, el exjugador del Espanyol, el Zaragoza y el Mallorca, entre otros, compite en la División de Honor.

"El proyecto de la nueva ciudad deportiva nació hace tres años y favorece a todos. Nosotros teníamos la necesidad de comprar unos terrenos y el Club Natació de venderlos", explicó a EFE Carles Domènech, el director ejecutivo del club. "Es ambicioso porque esta debe ser nuestra casa el resto de nuestra vida, así que tiene que adecuarse a los tiempos que vivimos y a la filosofía autosostenible de la empresa Damm", añadió.

La ciudad deportiva será una obra arquitectónica conjunta de los estudios barceloneses Max de Cusa y Hiha Studio, aunque aún no tiene un precio fijado. "El proyecto técnico primero debe ser aprobado por la empresa Damm y después por el Ayuntamiento de Barcelona. Aproximadamente en julio se conocerá el precio final", anunció Domènech.

El edificio principal albergará las oficinas del club, los servicios médicos, el gimnasio, los vestuarios del campo principal y una sala de estudios. Y el segundo, ubicado entre los dos terrenos de juego, tendrá más vestuarios y las graderías, con una capacidad que superará los 500 espectadores. Además, habrá un área de restauración de 100 metros cuadrados.

"El objetivo es integrar las instalaciones al paisaje natural de la montaña de Montjuïc de Barcelona y respetar el medio ambiente con un espacio 'Nearly Zero Energy Building' (NZEB), libre de emisiones de CO2 y energéticamente autosuficiente", explicó el director ejecutivo.

De esta manera la Damm finalmente tendrá una nueva casa después de abandonar en 2012 el conocido como 'el camp de la Selva', situado en el barrio de Nou Barris de Barcelona y el cual era de dimensiones demasiado pequeñas para seguir compitiendo y formando al máximo nivel.

Desde entonces los equipos de edades más pequeñas han jugado en el CEM Vall d'Hebron-Teixonera y los más grandes en el Municipal d'Horta. "Durante este periodo se ha perdido en el club la comunión que comporta que todos los equipos entrenen y jueguen en las mismas instalaciones", lamenta Domènech.

El director ejecutivo no considera que la pandemia del coronavirus vaya a retrasar la previsión de tener operativa la ciudad deportiva en 2023: "Hay una empresa como Damm detrás y hay las ganas de hacerlo, nada será un impedimento. Yo sería muy feliz si nos entregaran las instalaciones acabadas en verano del 2023 para poder empezar allí el curso 2023-2024".

Así, si mientras se realizan las obras del Nou Camp Nou el Barça masculino de fútbol se desplazara al Estadio Olímpico Lluís Companys, ubicado en la misma parte oeste de la montaña de Montjuïc, la Damm inauguraría su nueva ciudad deportiva contando con un vecino de mucho renombre.

(c) Agencia EFE