Damian Lillard: dos triples en ocho segundos para darle el triunfo a Portland

LA NACION
·2  min de lectura

Quedaban menos de diez segundos y Chicago se imponía por cinco puntos de ventaja: 122 a 117. Pero la NBA tiene esas cosas fantásticas. El United Center fue escenario de una milagrosa remontada. En el triunfo de Portland sobre los Bulls, Damian Lillard anotó dos triples en ocho segundos y permitió que los Blazers ganen el partido por 123 a 122.

¿Cómo ocurrió semejante cosa? Lillard, encestó el primero de los triples desde nueve metros. La pelota ingresó en el aro cuando quedaban 8s9/10 en el reloj. Chicago repuso de fondo y Gray Trent Jr, le disputó la pelota a Zach Lavine, la figura de los Bulls. Hubo un salto y el hombre de Portland cacheteó el balón hacia la posición de Lillard. El base, sin con la presión del reloj a punto de agotarse y muy bien cubierto por el finlandés Lauri Markkanen, se dirigió hacia la derecha; en 45 grados, se elevó para sacar un tiro casi imposible y volvió a encestar mientras sonaba la bocina. Final: 123-122.

Dedicatoria: lo que el entrenador de Palmeiras dijo de Marcelo Gallardo tras la consagración

Lillard teriminó el partido con una impactante planilla de 44 puntos, cinco rebotes, y nueve asistencias.

El base, de 30 años, es considerado uno de los mejores jugadores del clutch (esos partidos en los que hay que tomar tiros en finales cerrados). Pero además, se volvió un especialista en un nuevo rango de tiro de tres puntos.

Lillard puede ejecutar lanzamientos desde la mitad de la cancha con facilidad y con fabulosos porcentajes de aciertos, superiores al 40%. Acciones como las de él fueron las que generaron un cambio importante en el estilo de juego de la mayoría de los equipos de la NBA.