Y un día volvió Cristian Pavón, el 7 mundialista que pasó por muchos problemas y endereza su camino en Boca

·3  min de lectura
Luego de casi dos años, Cristian Pavón volvió al fútbol argentino con la camiseta de Boca: reemplazó a Sebastián Villa en el 2-0 contra Huracán por la Copa de la Liga Profesional.
LA NACION/Mauro Alfieri

Cristian Pavón se puso la camiseta de Boca para un partido oficial tras 693 días. Su última vez había sido la final por la Copa de la Superliga 2019, disputada el 2 de junio de ese año en el estadio Mario Alberto Kempes, de Córdoba, contra Tigre. Tras aquella derrota por 2-0, el extremo cordobés emigró a Los Angeles Galaxy, en el que fue dirigido por Guillermo Barros Schelotto. A su regreso fue operado de un sobrehueso en los tobillos, lo denunciaron por supuesto abuso sexual y tuvo un cortocircuito con la dirigencia. Las ausencias por lesiones y por casos de coronavirus le abrieron las puertas del equipo.

El cordobés jugó casi media hora en el Tomás Adolfo Ducó en el 2-0 de este sábado sobre Huracán por la Copa de la Liga Profesional, en lugar de Sebastián Villa. Si bien no tuvo jugadas claras en el ataque porque Boca ya estaba replegado, vivió el partido como si fuera una presentación: “Estoy muy contento por volver a jugar. Era lo que quería. Estuve mucho tiempo parado, que no me sirvió de mucho. Hoy en día me tocó debutar de vuelta y volver a agarrar el rodaje que venía teniendo”, dijo a TNT Sports.

Con la pelota al pie, Cristian Pavón encara a Ezequiel Bonifacio; el cordobés volvió a actuar en Boca tras casi a dos años.
LA NACION/Mauro Alfieri


Con la pelota al pie, Cristian Pavón encara a Ezequiel Bonifacio; el cordobés volvió a actuar en Boca tras casi a dos años. (LA NACION/Mauro Alfieri/)

El delantero, que integró el seleccionado argentino dirigido por Jorge Sampaoli en el Mundial Rusia 2018, añadió: “Sentí que todavía me falta un poco. Lo más difícil es el tema físico. Entrando desde el banco uno se ahoga mucho. Voy a ir agarrándolo a medida que vaya entrenándome y jugando los partidos”. Al ser consultado sobre las idas y vueltas con el Consejo de Fútbol de Boca, liderado por Román Riquelme, el ex atacante de Talleres fue evasivo: “Prefiero entrenarme, jugar, que es lo que yo quiero. Lo otro, que se solucione con mi representante y mi papá. Lo único que me queda es hacer las cosas bien en Boca, tratar de jugar y hacer lo mejor para el equipo, para el club, y para la gente, que lo merece”.

En medio de las bajas, un alta importante para Boca: sorpresivamente, Cristian Pavón está entre los convocados para el partido contra Huracán

El reestreno del cordobés se presenta casi como un refuerzo para Russo, que necesita empezar a dosificar las energías de los jugadores con miras a la doble competencia (Copa de la Liga y Copa Libertadores), que incluye viajes y condensación del calendario. Y el regreso de Pavón puede cubrir la baja por lesión de Eduardo Salvio, que se recupera de una lesión ligamentaria. Ambos son hábiles en el uno contra uno y tienen desborde por la banda derecha.

Para Russo, Kichán podría dar un respiro al colombiano Villa, exigido en los últimos tiempos: “Venimos hablando mucho con él. Necesita jugar. Villa es de los que más partidos tienen. [Pavón] Conoce el club y la camiseta. Confiamos en él”, contó el entrenador en la conferencia de prensa posterior a la victoria en Parque Patricios. De ello se desprende que cuando el ex extremo de Tolima descanse, Pavón tomará su lugar en la cancha.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El paso del cordobés de 25 años por el quirófano, sucedido en febrero, también puede ayudar. La operación “es un alivio, porque la movilidad de los tobillos, al tener los sobrehuesos, era muy poca”, relató Pavón tras el partido. “Al sacarme eso, hoy en día me siento mucho más liberado. Puedo moverlos con mucha más libertad y correr más suelto”, explicó el futbolista que alguna vez estuvo en la mira de grandes clubes de Europa y que, cuando su futuro parecía lejano a la Bombonera, volvió a ponerse la camiseta xeneize. Un refuerzo impensado, a tiempo para ir por el trofeo local y la Copa Libertadores.

Huracán - Boca: Soldano y Maroni, los goleadores de la victoria xeneize en Parque Patricios