El día que "Rambo" Sosa tuvo que cantar para fichar con Necaxa

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 3 (EL UNIVERSAL).- Ángel "Rambo" Sosa veía al fin llegar su gran oportunidad. Después de haber debutado en Toros Neza, y en Cihuatlán y Zacatecas de la Segunda División, al fin le llegaba al "Rambo" su gran oportunidad, jugar en el Necaxa, en los famosos Rayos, aquel equipo que había dominado los 90.

En el 2001 los necaxistas estaban al mando de Raúl Arias, fiel escudero por muchos años de Manuel Lapuente. "Ya estaba todo listo, todo arreglado", recuerda Sosa, quien tuvo que pagar el derecho de piso con un último requisito.

"Estábamos en el draft, listo para firmar con Justino (Compeán) y los demás directivos enfrente y Raúl me pidió solo una cosa más para firmar: 'Échate una de José José', me dijo".

¿La razón? Ángel Sosa es sobrino del 'Príncipe de la Canción', y cuando Arias supo de eso, "pues le salió lo gracioso y me pidió que cantara una melodía de mi tío... Me la eché, lo tomé a broma", menciona el "Rambo".

¿Cuál canción entonó? "Me eché la de Almohada, la que mejor me salía".

Ángel Sosa se ganó el apodo de "Rambo" porque "yo andaba con botas de casquillo, y cuando entrenaba alguien me dijo: 'Ahí va el Rambo', y le comenzó a gustar, después me compré mis.pantalones militares y demás... Le saqué provecho al apodo y al final se quedó, hasta ahora".