El día que Justin Timberlake y Janet Jackson cambiaron la historia del Super Bowl y todos los shows en vivo

LA NACION
·3  min de lectura

Hace 17 años, Justin Timberlake y Janet Jackson causaron un gran escándalo mundial durante el espectáculo de medio tiempo del Super Bowl XXXVIII cuando el artista rompió involuntariamente parte de la ropa de la cantante por lo que quedó expuesto su pecho.

El "nipplegate" se convirtió en un escándalo internacional. Timberlake arrancó un bretel del vestido a Jackson, al finalizar el show que compartían en la final del fútbol americano, y esa suerte "medio topless" provocó un aluvión de quejas y la pérdida de contratos para la víctima del accidente (no así para su victimario). Pero ese accidente introdujo un cambio en las transmisiones en vivo que aún perdura.

Ambos estaban cantando el tema "Rock Your Body" en el show del entretiempo y el muchacho quiso ser lo más literal posible con los dos últimos versos de la canción: "Let's make a bet, cause I bet I'll have you naked by the end of this song" (Hagamos una apuesta porque yo apuesto a que te tendré desnuda al final de esta canción).

El alboroto que generó la situación fue tan grande que la cadena de televisión CBS se disculpó por la inesperada escena que ocurrió durante el espectáculo del intermedio. Además, anunció que MTV, la organizadora de la actuación, no volvería a producir otro espectáculo durante esta cita. Y así fue.

Viacon, propietaria de MTV, VH1 y otras tantas emisoras de radio y TV, eliminó de sus catálogos todos los videos y canciones de Janet Jackson. También se canceló se canceló su actuación prevista para los Grammy de ese año, donde haría un homenaje a Luther Vandross. La condena caía sobre la víctima del accidente.

El autor del fugaz desnudo pudo seguir con su carrera perfectamente. Y hasta tuvo revancha catorce años. En 2018, volvió a animar otra final deportiva aunque esa vez sin incidentes. Fue su tercera actuación en la gran fiesta del fútbol americano: la primera había sido en 2001, cuando todavía integraba el grupo N'SYNC.

Pero los consecuencias políticas del incidente desbordaron las fronteras de los espectáculos deportivos. Desde entonces, se introdujo un retraso de segundos en todos los eventos en vivo de Estados Unidos para poder eliminar proclamas incómodas, enunciados sexuales y palabras poco elegantes.

Las dos estrellas de la música pop, quienes tuvieron un romance en el pasado, simulaban un intento de enamoramiento, durante el intermedio del Super Bowl XXXVIII, que protagonizaron New England Patriots y Carolina Panthers.

Al final de la canción, Timberlake alcanzó el traje de piel de gladiadora que vestía Jackson y, sin intención ,dio un tirón. De esa forma, rompió la parte derecha de la vestimenta y quedó al descubierto el pecho de la cantante.

La cadena de televisión inmediatamente evitó la imagen y no mencionó el incidente. Más tarde, Timberlake aseguró que no tuvo ninguna voluntad de rasgar la vestimenta de Jackson.

El ídolo pop pidió perdón por el escándalo que generó. "Me disculpo, lo siento si alguien se sintió ofendido por el incidente", manifestó el cantante a través de un comunicado de prensa, en el que agregó que "no fue de manera intencionada y es lamentable".