La curiosa forma de defender un tiro libre de Messi y el terrible planchazo que metió el argentino y que pudo costarle la expulsión

LA NACION
lanacion.com

En los últimos años, Lionel Messi ha perfeccionado hasta lo increíble su pegada en los tiros libres. Los aficionados del Barcelona que concurren al Camp Nou alistan las gargantas cada vez que hay una infracción cerca del área rival, circunstancia que se transforma en un tormento para el rival de turno.

Ayer, Barcelona le ganó, con dificultades, a Real Sociedad por 1-0, con gol del propio Messi mediante un penal convertido a los 36 minutos de la segunda etapa. Una victoria que le permitió recuperar el liderazgo, con dos puntos de ventaja sobre Real Madrid, que visitará hoy a Betis. Pero antes del gol, el conjunto dirigido por Quique Setién tuvo su tiro libre... para Messi. Lo curioso fue la disposición que realizaron los jugadores visitantes, más propias de un tiro libre indirecto dentro del área que de un remate dos metros fuera de la medialuna.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

¿Qué hizo Real Sociedad, dirigido por Imanol Alguacil? Puso tres hombres en la barrera, un hombre más suelto cerca de Antoine Griezmann, otros cuatro en el borde del área chica y los últimos dos en los palos, custodiando la valla junto con el arquero. A la hora de no correr riesgos, todo es posible cuando de por medio está Messi.

Un terrible planchazo que era para roja

A los 29 minutos del primer tiempo, Messi protagonizó una situación de juego que pudo costarle la expulsión. Peleó una pelota cerca del lateral con el defensor Diego Llorente, quien se cayó y, como continuidad de la acción, recibió un planchazo del capitán de Barcelona. El referí no cobró foul y el argentino no fue ni siquiera amonestado, aunque 12 minutos más tarde sí recibió la amarilla por otra circunstancia. Y Llorente fue reemplazado por lesión a los 25 minutos del segundo tiempo.

Qué leer a continuación