Cuarentenas constantes: ¿la nueva normalidad que nos espera?

Yahoo Finanzas
Un empleado desinfecta el aeropuerto Tianhe en Wuhan, China, epicentro de la pandemia de Covid-19 (Getty Images).
Un empleado desinfecta el aeropuerto Tianhe en Wuhan, China, epicentro de la pandemia de Covid-19 (Getty Images).

Después de cuatro meses de que estallara la epidemia de coronavirus y dos meses de estricta cuarentena, China parece comenzar a salir a flote. El gigante asiático no reportó nuevas infecciones locales por primera vez el jueves pasado, pero una vez que levante la cuarentena a sus ciudades, podría enfrentar un resurgimiento importante del virus, advirtió el Dr. Ben Cowling, epidemiólogo de la Universidad de Hong Kong que investiga la transmisión de la gripe y las medidas de control.

Cowling dijo que es posible que una vez que se levante la cuarentena un pequeño número de residentes chinos aún podrían tener el virus sin saberlo y propagarlo, comenzando una nueva ola de infección. El segundo peligro son los viajeros internacionales, cuando los viajes vuelvan a la normalidad.

Si los pacientes asintomáticos y aquellos con casos extremadamente leves no se hacen la prueba -como sucede en algunos países-, pueden contribuir a propagarlo.

Una vez que los casos comiencen a surgir nuevamente, las autoridades probablemente tendrán que ordenar el distanciamiento social una vez más, y un segundo “cierre”, o cuarentena. El impacto económico de esta medida de restricción de movimiento no ha sido calculado todavía.

"Lo que sucedió en Wuhan podría sucederle repetidamente a una ciudad", comentó el experto a Business Insider.

Covid-19 es un virus tan reciente que poco se sabe de él. El “Paciente Cero” fue rastreado al mes de noviembre en China.

Ahora algunos sugieren que las personas pueden contraer el virus más de una vez. El período de incubación del virus es, en promedio, de cinco días, y más del 97% de los pacientes dan positivo en 12 días. Aun así, el período de incubación puede durar más de 14 días en el 1% de los pacientes, sugirió un estudio.

La cuarentena, ¿llegó para quedarse?

Cowling considera que es preocupante que no exista un plan para este tipo de situaciones.

"Pueden cerrar por un mes, pero luego, cuando vuelvan a abrir, todavía van a tener una epidemia comenzando de nuevo, y no veo el plan a largo plazo para esos lugares", dijo.

Los epidemiólogos consideran que entre el 40 y el 70% de la población contraerá el coronavirus cuando la pandemia disminuya.

"Creo que esta idea...que si cierras escuelas y cierras restaurantes durante un par de semanas, resuelves el problema y vuelves a la vida normal, eso no es lo que va a pasar", advirtió Adam Kucharski, epidemiólogo de la London School of Hygiene, a Vox. "El mensaje principal que no está llegando a mucha gente es cuánto tiempo podríamos estar en esto".

China, Taiwán, Singapur y Corea del Sur, que parecen estar al final de sus brotes, han detectado nuevos casos, pero de personas que ingresan a sus territorios desde el extranjero. El jueves, China confirmó que no tenía nuevos casos internos en el país por primera vez desde que detectó el brote en diciembre, pero informó 34 casos nuevos en viajeros que recientemente regresaron, principalmente desde Europa.

El ministro de salud de Taiwán, Chen Shih-chung, advirtió que el país podría estar ante una nueva ola de la epidemia, con la mayoría de los casos importados de Europa.

 "Nos mantuvimos firmes para bloquear la primera ola de infección, pero se avecina una nueva ola, por lo que todos deberían cooperar con los esfuerzos de prevención de enfermedades", dijo.

La pandemia más reciente que asoló la Humanidad, la Gripe Española de 1918, se produjo en tres olas, y la segunda fue aún más letal que la primera.

Múltiples expertos dicen que hasta el 70% de los estadounidenses podrían infectarse con el coronavirus y que 1 millón podría morir si no se encuentra tratamiento o vacuna, por lo que las personas mayores de 60 años deberían 'quedarse en casa a menos que sea crítico'.

Artículos relacionados:


Qué leer a continuación