Cuando una futbolista es sólo un cuerpo con agujeros -sexuales-.

Yahoo Noticias

Al final todo se reduce al sexo.

A ver a la mujer como una posibilidad sexual.

A los primeros planos de las nalgas de las jugadoras de voley playa.

A la entrepierna de una de las mejores futbolistas de la liga femenina de futbol australiano.

 

This pro athlete stood up to the “animals” who made sexual comments on a photo of her making a goal kick. This video, “ <a href="https://www.nowthisnews.com/videos/her/tayla-harris-fights-back-against-internet-trolls" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:Australian Pro Athlete Tayla Harris Fights Back Against Internet Trolls" class="link rapid-noclick-resp">Australian Pro Athlete Tayla Harris Fights Back Against Internet Trolls</a>“, first appeared on <a href="https://www.nowthisnews.com" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:nowthisnews.com" class="link rapid-noclick-resp">nowthisnews.com</a>.
This pro athlete stood up to the “animals” who made sexual comments on a photo of her making a goal kick. This video, “ Australian Pro Athlete Tayla Harris Fights Back Against Internet Trolls“, first appeared on nowthisnews.com.

 

Aquí tienen un tiro de gol. Un remate que termina haciendo subir el marcador. Imaginen la secuencia en masculino, si el protagonista fuera Messi, por ejemplo. Imaginen las alabanzas a la flexibilidad, al estilo, a la técnica, al hacedor de goles.

Pero ella, Tayla Harris, sólo ha recibido obscenidades. Y sí, obscenidades basadas en su apertura de piernas. No hace falta que les diga más, ¿verdad? Decenas de miles de mensajes, incluso en medios de comunicación, en una avalancha que la futbolista, de 21 años, ha considerado un abuso sexual”.

“Me parece bien que comenten o critiquen mi juego… pero estos insultos son inapropiados y mi familia los leerá”.

Incluso el primer ministro australiano ha tenido que intervenir, y ha calificado a los autores de los mensajes abusivos “gusanos cobardes”.

Pero, en realidad, en el caso Harris no hay nada nuevo. Recuerden todo lo que se dice sobre los cuerpos y las posturas de las jugadoras de voley playa -esos planos en televisión-. O los cachondeos con los sonidos que emiten algunas de las mejores jugadoras de tenis del mundo durante los partidos -sí, esos que a algunos les parecen excitación sexual-. O la manera en la que determinados periódicos deportivos representan a la mujer.

Un cuerpo. Con agujeros. Del que gozar.

Qué leer a continuación