Cuando el fundador del Partido Republicano no tuvo más remedio que presentarse a las elecciones en una lista con los Demócratas

Alfred López
·5  min de lectura
Horace Greeley, fundador del del Partido Republicano no tuvo más remedio que presentarse a las elecciones en una lista junto a los Demócratas (imagen vía Wikimedia commons)
Horace Greeley, fundador del del Partido Republicano no tuvo más remedio que presentarse a las elecciones en una lista junto a los Demócratas (imagen vía Wikimedia commons)

En 1854 se fundó el Partido Republicano de los Estados Unidos, Una formación política que, originalmente, tenía unos ideales mucho más progresista que los actuales e incluso más avanzados y tolerantes que los de algunos miembros del Partido Demócrata de la época.

Horace Greeley, Abraham Lincoln, Edwin D. Morgan, Henry Jarvis Raymond y Amos Tuck (entre otros) fundaron el Partido Republicano como una necesidad de unir fuerzas contra la segregación racial y el esclavismo. Seis años después, Abraham Lincoln ganaba las elecciones presidenciales celebradas el 6 de noviembre de 1860, donde se presentó con la formación republicana.

Durante aquella primera legislatura de Lincoln estalló la Guerra de Secesión y en vista a cómo estaba de dividido el país e incluso el Partido Republicano, en el que algunos de sus miembros empezaron a mostrar su cara más conservadora y apoyo a los métodos esclavistas, el presidente estadounidense optó por presentarse a la reelección a través de una formación política temporal denominada ‘National Union Party’ (Partido de Unión Nacional) que aglutinó a algunos representantes republicanos a los que se le unieron otros destacados demócratas.

Por tal motivo, en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre de 1864, Abraham Lincoln formó tándem con Andrew Johnson (del Partido Demócrata), a quien nombró vicepresidente y que, tras el atentado que costaría la vida a Lincoln, el 15 de abril de 1865, lo sustituiría en el cargo hasta el final de la legislatura.

Para las siguientes elecciones (1868) Andrew Johnson se postuló para la reelección por el Partido Demócrata (el National Union Party acabó disolviéndose), pero en la convención nacional demócrata se le dio la espalda al vigente presidente y se dio el apoyo y candidatura presidencial a Horatio Seymour (en aquel momento Gobernador de Nueva York). Por su parte, el Partido Republicano empezó a ser liderado por el militar y héroe de guerra Ulysses S. Grant, ganando éste las elecciones presidenciales celebradas el 3 de noviembre de 1868.

El liderazgo de Ulysses S. Grant llevó, nuevamente, al Partido Republicano hacia sus políticas más conservadoras, volviendo a producirse un cisma en el partido que provocó la salida del mismo de un destacado número de miembros, entre ellos Horace Greeley, uno de los fundadores del partido en 1854.

Ante la imposibilidad de poder presentarse como candidato a las presidenciales de 1872, por el partido que él mismo había fundado, Horace Greeley decidió montar una candidatura conjunta con el Partido Demócrata, muy del estilo de la que ya había realizado Lincoln doce años antes, creando la nueva formación política ‘Liberal Republican Party’ (Partido Republicano Liberal).

Los ‘republicanos liberales’ (liderados por Horace Greeley) se presentarían a las elecciones en tándem con los demócratas, quienes vieron en éste al mejor candidato para plantar cara al presidente Grant. Por tal motivo, el Partido Demócrata decidió respaldar dicha candidatura y cediendo a Benjamin Gratz Brown (gobernador de Missouri) para ir como aspirante a la vicepresidencia.

La campaña electoral para las elecciones del 5 de noviembre de 1872 está considerada como una de las que más juego sucio se utilizó por parte de las dos candidaturas. Ataques y reproches cruzados entre los candidatos de ambos bandos convirtieron aquellos comicios en una auténtica batalla campal de insultos e incluso intento de agresiones.

Desde la formación de Horace Greeley se hizo bastante hincapié en la corrupción del gobierno de Ulysses S. Grant e incluso de le acusó en numerosas ocasiones de borracho. Pero todos esos ataques eran respondidos por los partidarios del presidente, llamando traidor a Greeley (por haber abandonado el Partido Republicano para presentarse junto a los Demócratas) y también se señaló como alcohólico a su compañero de candidatura, Benjamin Gratz Brown, no faltándoles razón en este sentido, debido a que muchas fueron las ocasiones en las que el candidato a la vicepresidencia asistió a eventos y mítines en un lamentable estado de embriaguez (en uno de ellos era tal su borrachera que llegó a untar mantequilla a unas rodajas de sandía y posteriormente se las comió).

Horace Greeley era uno de los personajes más populares de en aquellos años, siendo el fundador, tres décadas antes, del ‘New-York Tribune’, uno de periódicos más populares e importantes de la época. En este rotativo habían llegado a publicar artículos de opinión personajes tan relevantes como Karl Marx, también se dio altavoz y apoyo al feminismo y a las sufragistas e incluso Edgar Allan Poe publicó algunos de sus primeros relatos.

No solo los ataques personales y descalificaciones emponzoñaron la campaña electoral de las presidenciales de 1872. El repentino fallecimiento de la esposa de Horace Greeley a muy pocos días antes de las votaciones provocó que el candidato del Partido Republicano Liberal dejase de concentrarse en estas, siendo los últimos días de campaña (y más decisivos) totalmente inservibles (con Greeley afectado por la muerte de su mujer y Benjamin Gratz Brown acudiendo ebrio a los actos).

El triunfo de Ulysses S. Grant, en las elecciones presidenciales celebradas el 5 de noviembre de 1872, fue por una diferencia de ochocientos mil votos (3,6 millones frente a 2,8 millones de su adversario), pero sobre todo en los llamados ‘votos electorales, donde el presidente consiguió 286 y el candidato tan solo 66.

Pero en los siguientes días, al duro golpe recibido por el fallecimiento de su esposa y la contundente derrota electoral se sumó la pérdida del control del periódico New-York Tribune a manos de sus socios. Esto sucedía el 13 de noviembre y dieciséis días más tardes, Horace Greeley fallecía repentinamente.

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Más historias que te pueden interesar: