¿Cuántas finales de Copa América jugó Venezuela?

·2  min de lectura

La Copa América 2020 se jugará entre el 11 de junio y el 10 de julio. Los grupos ya están definidos y Venezuela tendrá que medirse en esta primera instancia con rivales de gran calibre como Brasil, Colombia, Ecuador y Perú. En BolaVip te contamos las mejores participaciones de la Selección de Venezuela en esta competencia.

+Así será el grupo de Venezuela en esta edición de Copa América 2020

La selección que actualmente dirige José Peseiro es el seleccionado con menos alegrías de toda Sudamérica. Ningún venezolano ha podido disfrutar a su país en una cita mundialista, ya que nunca clasificó a una Copa del Mundo.

El rendimiento a nivel sudamericano ha sido también bastante flojo a lo largo de su historia. Venezuela no llegó a ninguna final de Copa América y apenas ha alcanzado las semifinales en una sola ocasión.

Pero no todos son malos antecedentes y rotundos fracasos. En las últimas cinco ediciones de Copa América, la Vinotinto ha superado la fase de grupos en cuatro de ellas. Antes de 2007, siempre habían quedado eliminados en la primera instancia, excepto en un lejano 1967.

¿Cuál fue la mejor participación de Venezuela en Copa América?

La Vinotinto no tuvo la suerte de disputar ninguna final. Pero en 2011 tuvieron su mejor presentación en el torneo. Aquella edición se jugó en Argentina y proclamó campeón a Uruguay.

La selección venezolana quedó segunda en un grupo con Brasil, Paraguay y Ecuador. Obtuvo el pase a los cuartos de final igualando con Brasil, ganándole a Ecuador y empatando con Paraguay en un partidazo con un resultado final de 3-3.

En la siguiente instancia jugaron contra Chile y ganaron 2-1 alcanzando las semifinales por primera y única vez en su historia. Comandados tácticamente por César Farías, se impusieron con goles de Oswaldo Vizcarrondo Gabriel Cichero.

Las semifinales fueron contra Paraguay. Luego de un encuentro muy igualado, ninguno de los dos pudo quebrar el cero y se fueron a penales. La Vinotinto cayó ante las manos del eterno arquero paraguayo Justo Villar. Desde los doce se pasos se esfumó la ilusión de jugar por primera vez una final.

Unos días más tarde debieron jugar con desgano el partido por el tercer puesto contra Perú, en el cual la Selección de Venezuela sucumbió por cuatro tantos contra uno.